Samantha Rocha

Una noche llena de emociones se vivió en el Teatro Amalia G. de Castillo Ledón, con la presencia de la Compañía de Danza de Nuevo Laredo, durante la presentación de la obra magistral Giselle, que envolvió a los asistentes en un ambiente místico.

 

La cita fue el 17 de febrero en punto de las seis de la tarde. Niños, padres entusiastas y jóvenes apasionados de la danza arribaron al lugar, ansiosos por disfrutar la función. Diana Leal, alumna de una academia de danza local, comentó: “Agradecemos este tipo de presentaciones en la Ciudad, pues no son muy comunes y son muy bonitas”.

Giselle es una obra clásica del romanticismo, estrenada por primera vez en la ópera de París en el año de 1841. Narra la historia de una hermosa campesina quien se enamora profundamente de Albertch, un chico de la realeza que oculta su identidad, hasta que Hilarión, un guardabosque que ama profundamente a Giselle, lo desenmascara. La protagonista no resiste tal dolor y muere. Bajo la dirección de los bailarines Gerardo Gil y Adelaida Viesca, se encendieron las luces del escenario, envuelto en un ambiente místico.

Bajo la dirección de los bailarines Gerardo Gil y Adelaida Viesca, se encendieron las luces del acto y con más de cuarenta bailarines en escena, la música de Adolphe Adam y una hermosa escenografía pintada a mano, los espectadores viajaron durante dos horas al mundo de Giselle, en el que los artistas lograron transmitir cada una de las emociones presentes en la obra, conmoviendo a algunos hasta las lágrimas. La velada concluyó con gran éxito al ser fuertemente ovacionados por el público.

La Compañía cuenta ya con cuatro años de trayectoria, realizando una gran labor al instruir de forma gratuita a niños y jóvenes de Nuevo Laredo, en el mundo del ballet de manera profesional, reafirmando con ello la cultura en nuestro Estado.

Comentarios