Un cajero automático fue arrancado de su base y sustraído sin causar mayores daños en la puerta de acceso al propio cajero, la cual quedó intacta y sin ser quitada de su lugar para poder extraer el pesado dispositivo electrónico.

El atraco perpetrado por ladrones de alta escuela se llevó a cabo en el inmueble de una financiera ubicada en la zona centro.

Fue en el Seis y Siete Alberto Carrera Torres el lugar al cual acudieron agentes de la Policía Ministerial del Estado.

Confirmados los hechos, acudieron también elementos de la dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia de la entidad para recabar indicios y buscar huellas dactilares en el lugar para iniciar con las pesquisas del caso.

Al llegar al lugar, las autoridades investigadoras se entrevistaron con Rafael Posada de León, el cual dijo que se dio cuenta del atraco al ver que el cajero automático no se encontraba en su lugar.

Los agentes investigadores presumen que el atraco sucedió durante el transcurso de la noche y presuntamente fue necesario que los ladrones utilizaran un vehículo para llevarse el cajero.

Se prevé que este día acuda el gerente de la empresa ante el agente del Ministerio Público Investigador para presentar la denuncia correspondiente.

Cabe señalar que hasta el cierre de esta edición se desconocía el monto de lo robado.

Comentarios