60217296. Ciudad Juárez, Chih., 17 Feb. 2016 (Notimex-Presidencia).- El presidente Enrique Peña Nieto agradeció al Papa Francisco su visita México minutos antes de que el Pontífice iniciara su viaje de regreso a Roma desde el Aeropuerto Internacional “Abraham González”, de esta ciudad de la frontera. NOTIMEX/FOTO/PRESIDENCIA/COR/REL/PAPA15/NOT/HOY

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 19 (Notimex).- El Papa Francisco reivindicó el papel del diálogo como instrumento para resolver conflictos, consideró el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés,

“Los mensajes pronunciados por Francisco en suelo mexicano mueven a la acción respecto a muchos asuntos urgentes de atender en nuestro país, en todos los cuales deben privilegiarse el diálogo y los acuerdos”, expresó.

El dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) también confió en que el mensaje traído a México por el jerarca católico comenzará a rendir frutos a corto, mediano y largo plazos.

Aseguró que son impostergables la lucha contra la corrupción, la plena inclusión de los indígenas en la vida nacional, la generación de oportunidades para quienes viven en la pobreza y para quienes a causa de ella se ven obligados a emigrar de su país o se convierten en transgresores de la ley.

Ricardo Anaya recordó que durante su visita a Ciudad Juárez, Chihuahua, el jefe jerarca católico también confirmó la necesidad de México cuente con un sistema penitenciario verdaderamente readaptador.

Además, destacó la importancia de construir una cultura de paz frente a la violencia que generan los narcotraficantes, a quienes acertadamente llamó “traficantes de la muerte”.

Hizo énfasis en que el líder religioso “también reconoció el importante papel que desempeñan en nuestro país la participación ciudadana y la sociedad civil y confirmó que es a través del diálogo como podremos salir adelante”.

Anaya Cortés aseveró que “ese instrumento será el que nos permitirá llegar a acuerdos para resolver los grandes problemas que hoy aquejan a nuestra sociedad”.

El dirigente panista se congratuló porque esa visita contribuye a consolidar la normalidad democrática en torno a la relación entre la Iglesia y el Estado.

 

 

Comentarios