México, 20 Feb (Agencias).- En sus comienzos, los adelantos tecnológicos tienden a ser demasiado caros y exclusivos, obligándonos a invertir enormes cantidades de dinero en nuevos artefactos que prometen lo imposible. Pero si contenemos nuestras ansias e impulsos y esperamos un poco a que las fiebres tecnológicas pasen, podemos hacernos de lo mismo y mejor, por un precio menor.

Los smartphones, las pantallas planas e incluso el internet, son el claro ejemplo de la reducción sustancial de precios que sufren algunos productos después de su lanzamiento, y en esta ocasión, las impresoras 3D le apuestan a quedarse en todos lados, desde enormes despachos de diseño hasta en las pequeñas palmas de niños creativos.

ThingMaker es el nombre de la impresora infantil de Mattel, un artefacto que le permite a los niños explorar su creatividad a través de diseños originales y figuras articuladas que se imprimen en este acorzado plástico.

Mírala en acción abajo.

 

Comentarios