Rogelio Rodríguez Mendoza

La insuficiencia de personal en las aduanas de los puentes internacionales de Nuevo Laredo mantiene colapsado ese municipio fronterizo, porque el intercambio de mercancías fluye de manera muy lenta y con ello se generan grandes pérdidas, afirmó Samuel Lozano Molina.

El diputado local del Partido Acción Nacional (PAN) por Nuevo Laredo dijo que en promedio cruzan diariamente por ese municipio cerca de 12 mil tráileres y mil furgones del ferrocarril, para convertir a esa frontera en la más importante de América Latina.

Sin embargo, explicó, el cruce hacia Estados Unidos o viceversa requiere de varias horas porque las instancias revisoras de ambos países tienen muy poco personal.

“El trámite aduanero no se lleva más de un minuto. El problema está en que hay solamente dos o tres ventanillas por lo que un tráiler tarda horas en cruzar y eso significa pérdidas económicas muy grandes”, mencionó.

El también empresario transportista dijo que el alcalde Carlos Enrique Canturosas Villarreal y los empresarios del ramo han hecho planteamientos tanto al Gobierno mexicano como al de Estados Unidos para que aumenten el personal en las aduanas, pero no ha habido respuesta.

“Vamos a seguir insistiendo porque Nuevo Laredo merece tener cruces más rápidos. Somos el municipio que más recauda IVA en el país y por eso merecemos el apoyo”, señaló.

En ese mismo sentido, Lozano Molina expuso también su preocupación de que el Gobierno federal cancele el proyecto de remodelación de la carretera Nuevo Laredo–Monterrey.

“Con los recortes presupuestales que ha anunciado el Gobierno federal tenemos temor de que se suspenda la remodelación que ya fue autorizada para este año. Sería algo grave porque la carretera a Monterrey es la principal ruta de mercancías que van o vienen de Estados Unidos”, detalló.

Además de la afectación que ocasiona a los transportistas, el deterioro de esa carretera ha sido también causa de muerte de muchos automovilistas.

Comentarios