BAGDAD, Irak, febrero 21 (Notimex)

El material radiactivo “altamente peligroso”, que había sido robado en la ciudad de Basora, en el sur de Irak, fue encontrado cerca de una gasolinera en la localidad de Zubair, informó el Ministerio iraquí de Medio Ambiente.

Un transeúnte encontró el dispositivo radiactivo en Zubair, en la gobernación de Basora, a donde de inmediato las fuerzas de seguridad enviaron un equipo especial en prevención de radiación para recuperar el dispositivo.

El vocero del Ministerio de Medio Ambiente, Ameer Ali, dijo que no hay indicios de daños ni razón para preocuparse sobre la radiación del material, ya que tras una revisión se comprobó que el dispositivo está intacto cien por ciento, según la agencia árabe Albawaba.

La semana pasada, autoridades iraquíes informaron que estaban en busca del material radiactivo robado en Basora y expresaron su preocupación de que pudiera ser utilizado como una “bomba sucia” por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El material, almacenado en una caja del tamaño de una computadora portátil, desapareció en noviembre pasado de una instalación situada cerca de la ciudad de Basora, que pertenece a la compañía petrolífera estadounidense Weatherford, según fuentes de seguridad y Medio Ambiente.

La firma estadounidense informó desde el 15 de noviembre a la comisión ambiental de Basora la “pérdida” del material radiactivo, en el que hay algunos gramos de Iridio-192, que puede provocar quemaduras o cáncer a largo plazo, pero no puede ser usado para fabricar una bomba.

El material, que es utilizado para analizar los desperfectos de los conductos de petróleo y de gas a través de un proceso conocido como radiografía gamma, es propiedad de la compañía SGS de Turquía, según otras fuentes.

 

Comentarios