REYNOSA.- Gracias al cinturón de seguridad, un matrimonio pudo sobrevivir en el aparatoso choque y volcadura en que se vieron involucrados cuando un automóvil compacto se impactó lateralmente con la unidad en que viajaban.

El accidente se registró poco antes de las 10:00 horas en el libramiento Oriente a unos 300 metros al norte del cruce con la carretera a Río Bravo.

Juan Carlos Puertas Muñoz, de 39 años y su esposa Airaminda Salas, transitaban en su automóvil Mazda 2014 por el libramiento Oriente de norte a sur, cuando sorpresivamente un Fusion guindo los impactó lateralmente e hizo que chocaran contra el cordón de concreto que delimita un canalito de desagüe.

El impacto fue tan brutal que hizo que el Honda diera una voltereta y por espacio de unos 70 metros se fue derrapando hasta quedar atravesado. Con el apoyo de automovilistas que presenciaron los hechos, el matrimonio salió del auto siniestrado.

Ambos llevaban puesto el cinturón de seguridad, por lo que resultaron con simples golpes y excoriaciones. Las bolsas de aire de la unidad se activaron y éstas protegieron también a los ocupantes de la unidad.

Comentarios