CIUDAD DE MÉXICO, febrero 22 (Agencias.)

Para todos aquellos que asistan al partido homenaje que América le hará a Cuauhtémoc Blanco en la Jornada Nueve contra Monarcas, el propio “Diez” prometió que no verán “un ridículo” de su parte, ya que sigue entrenando y quiere dejar una gran imagen en el Azteca.

“Estoy feliz y agradecido por este homenaje; a lo mejor juego 30 o 35 minutos. Aún entreno por las noches cuando no tengo qué hacer en la oficina; no pienso hacer el ridículo, es un duelo oficial y mi mentalidad es siempre dar lo mejor en lo que sea que haga”, señaló en palabras para Fox Sports.

La idea de rendirle un homenaje ya se trabajaba desde diciembre, pero los tiempos impidieron que ocurriera antes.

“Ya se había platicado desde diciembre, pero existían compromisos que impedían anunciarlo. Iba a jugar contra Puebla y no se pudo, por eso se pospuso y ahora se dio la oportunidad concreta para que sea contra Morelia”, dijo.

Aprovechó para descartar que puedan existir repercusiones en su contra por involucrar su carrera política con el deporte, en este caso, con la Liga MX.

“No hay ningún problema ni lo tendré, por el partido no recibiré paga y si la hubiera la repartiría con la gente necesitada de Cuernavaca, así que no existe inconveniente”, concluyó.

 

REGISTRO INSÓLITO

La neutralidad política, el momento del torneo para anunciar su registro e incluso el número de camiseta que utilizará Cuauhtémoc Blanco fueron temas que la Liga MX flexibilizó para permitir que el alcalde de Cuernavaca juegue con las Águilas en la Jornada Nueve contra Morelia.

A pesar de que será un partido oficial, fuentes de la Liga MX aseguraron que en este caso no aplicará el Código de Ética, que exige separación entre futbol y política (Cuauhtémoc está afiliado a un partido político), porque será un juego “homenaje”. Sin embargo, los minutos que dispute Blanco serán oficiales y si marca un gol, este irá al marcador y a sus estadísticas como futbolista profesional.

El “Temo” firmó un convenio que lo vincula con el club que lo vio nacer solo por ese partido, por el que no recibirá sueldo. La explicación es que el jugador fue registrado supuestamente desde el 29 de diciembre, el día del cierre de fichajes, y aunque la Liga suele publicar cada uno de los movimientos, el América le solicitó al organismo no anunciar el de Blanco porque sería parte de las sorpresas para conmemorar su Centenario en este 2016.

Pero la Liga no solo accedió a reservarse dicho fichaje sino también a autorizarle el número cien en la playera, algo previsto como una situación excepcional en el Reglamento.

“Los jugadores de la Liga MX utilizarán obligatoriamente en la camiseta de juego, sobre la espalda el número consecutivo de dos dígitos como máximo (…) Si existe una razón debidamente justificada, la Dirección General de la Liga MX podrá autorizar una numeración mayor”, menciona el Artículo 79.

Así, el “Cuau” podrá despedirse formalmente del futbol como jugador del América, algo anhelado desde el 2007, la última vez que pisó Coapa, a pesar de los obstáculos reglamentarios.

Comentarios