NUEVO LAREDO.- Una persona hasta el momento no identificada fue brutalmente atropellada la noche de ayer en el bulevar Luis Donaldo Colosio por una mini van donde viajaba una familia, muriendo de manera casi instantánea, ya que fue destrozado por la unidad, que lo arrastró varios metros.

En la central de radio C-4 se recibió la llamada reportando que se había registrado un accidente en el bulevar Colosio a la altura del Paseo Colón, por lo que solicitaban la presencia de los paramédicos y los peritos del Departamento de Tránsito.

Los primeros en llegar al sitio fueron los paramédicos, los que encontraron a mitad de los dos carriles el cuerpo de una persona del sexo masculino, el que ya no presentaba signos vitales, ya que estaba totalmente destrozado, el cual vestía un pantalón de mezclilla celeste y una playera azul con rayas, al que no le encontraron entre sus ropas ninguna identificación presumiendo que se trate de un indigente por la ropa sucia que llevaba.

En cuanto a los hechos se logró establecer que el ahora occiso intentaba cruzar el bulevar Colosio de poniente a oriente rumbo al río Bravo pero lo hizo sin ninguna precaución, lo que provocó que fuera embestido brutalmente por una mini van que circulaba de sur a norte por el bulevar Colosio.

El chofer de la unidad marca Nissan Quest de modelo reciente es el señor Arnulfo Villarreal, el que les manifestó a los elementos de vialidad que no tuvo tiempo de frenar ya que la persona se le atravesó a su paso.

Al momento del fuerte impacto el ahora occiso fue lanzado por los aires varios metros quedando boca arriba con múltiples fracturas que finalmente le costaron la vida, haciendo mención que la camioneta quedó destrozada del frente por lo fuerte del impacto.

En el lugar de los hechos se presentaron los agentes de la Policía Ministerial del Estado y los elementos del Departamento de Servicios Periciales ordenando que el cuerpo fuera llevado a una funeraria local para la práctica de la autopsia de ley.

 

Comentarios