De política y cosas peores

Armando Fuentes

Una chica soltera le anunció a su amiga: “Estoy embarazada”. “¡Santo Cielo, Susiflor! -exclamó la otra-. Pues ¿qué se me metió?”. “¡Ay! -se impacientó ella-. ¡Qué pregunta!”… Cierto activista le dijo a un ciudadano: “Cuando venga la revolución se acabará la pobreza. Todos comeremos fresas con crema”. Opuso el hombre: “A mí no me gustan las fresas con crema”. Replicó el revolucionario: “Cuando venga la revolución te tendrán que gustar a huevo”… Un tipo le dijo a otro: “Vi a tu esposa en una fiesta”. “No puede ser -negó el otro-. Mi mujer no va sin mí a ninguna fiesta”. “Estoy seguro de que era ella -insistió el primero-. La vi bien; era tu esposa”. Preguntó, inquieto, el amigo: “¿Qué ropa llevaba?”. “No sé -respondió el tipo-. Llegué cuando ya todos se habían encuerado, y me salí antes de que se vistieran”… El escritor es por esencia un hombre de inseguridades.

 

Continuará en su versión impresa…

Comentarios