Samantha Rocha

La escuela Primaria Prof. José Martínez y Martínez se vistió de gala para recibir un merecido reconocimiento por haber obtenido el primer lugar en la Olimpiada del Reciclaje 2015.

El bonito evento tuvo lugar en dicho plantel educativo, el pasado martes 23 de febrero en punto de las 11 a.m.

Niños, padres de familia y personal docente hicieron un gran trabajo en equipo a lo largo de varios meses, con lo que lograron juntar más de 25 toneladas de botellas para el proyecto: “Yo sí Reciclo” de Coca- Cola noreste.

En la ceremonia, se contó con la participación de destacadas autoridades tanto educativas, como de grupo Coca- Cola FEMSA, para hacer entrega de los premios y reconocimientos a los que la institución se hizo acreedora, al vencer a 396 escuelas, obteniendo así el primer lugar a nivel noreste.

Con ello se logró despertar en los pequeños el cuidado al medio ambiente y con su perseverancia obtener diversos premios, entre los que destacan equipos de cómputo con los que podrán desarrollar sus habilidades y conocimientos tecnológicos, tan necesarios hoy en día para una educación integral.

La profesora Fidela Guerra Ortega, directora del plantel, dirigió a los presentes un bonito mensaje donde agradeció el apoyo, esfuerzo y dedicación que toda la comunidad escolar mostró durante el proceso de recolección, además los exhortó a continuar trabajando juntos para que éste, sea el primero de muchos logros más.

En el evento también se hizo mención al pequeño Oliver Montelongo, que reunió alrededor de 25 mil botellas, por lo que obtuvo el título “Rey del reciclaje” por ser el alumno que recolectó el mayor número de dichos recopientes para la institución.

El momento de la premiación fue muy emotivo, pues todos los niños pudieron participar y comenzar a disfrutar la recompensa por sus esfuerzos. Algunos padres de familia comentaron que competir en esta olimpiada los unió también como familia, pues juntos como verdadero equipo, salieron a diferentes zonas de la ciudad para reunir el mayor número de botellas que les fuera posible, a la vez que platicaban y convivían.

Finalmente, la directora Fidela Guerra, expresó la satisfacción que siente al ver en los niños un cambio de conducta muy positivo a raíz del concurso, pues continúa haciendo eco en ellos la campaña de amor al medio ambiente.

Además como institución se persigue enseñarles que todo esfuerzo rinde frutos y que si se trabaja duro, pueden lograr cualquier cosa que se propongan.

Comentarios