Reyes Vázquez

SAN FERNANDO, Tam.- En lo que va de la presente administración municipal, ante la irresponsabilidad de la empresa Iberoamericana de Hidrocarburos (IHSA) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), el doctor Mario de la Garza Garza informó que en el municipio de San Fernando no han ejecutado obra pública, aunque de acuerdo al tabulador se le deben destinar 57 millones de pesos anuales para ese fin.

Además, se indicó que las obras que ha realizado del ejercicio 2012, como son el acuaférico y el proyecto de alcantarillado y saneamiento de San Fernando, no han sido concluidas totalmente.

De tal manera se expresó el presidente municipal Mario Alberto de la Garza Garza, al ser entrevistado en torno a la movilización social generada en el área donde funcionan 136 pozos del bloque Nejo, destacando que el municipio de San Fernando es líder en producción de hidrocarburos –gas natural, aceite súper ligero y condensado- de la Cuenca de Burgos, lo que no se refleja en obra social aun cuando por diversos conductos se difundió de acuerdo a la reforma energética que los municipios donde existiera producción de hidrocarburos “les iría muy bien”.

El bloqueo carretero en Santa Gertrudis evidencia las severos deficiencias que Pemex a través de Iberoamericana de Hidrocarburos, empresa que subcontrata a todas las compañías que realizan actividades para la explotación del hidrocarburo en la Cuenca de Burgos, dijo categórico el alcalde Mario de la Garza, indicando que ningún beneficio aporta al municipio, hasta el momento.

A principios del 2015, el doctor Mario de la Garza Garza se entrevistó con el ingeniero Jorge Morales Cerón, en ese entonces administrador del activo Burgos, solicitando obras de mayor interés para el municipio, gestoría que fue aprobada el momento y manifestó que iniciarían actividades en corto tiempo.

Al paso del tiempo no han realizado ni una sola, pretextando que no cuentan con recursos y desconociendo los acuerdos suscritos anteriormente, bajo el argumento que quienes los autorizaron ya no trabajan con ellos, pasando por alto que los compromisos no se efectuaron con persona física, sino con la empresa IHSA.

El proyecto acuaférico se encuentra sin concluir, debido a que representante de apoyos a la comunidad de IHSA asegura que no existen recursos para terminar ese importante proyecto. Al inicio del acuaférico el ingeniero Caballero de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en reunión con la sociedad civil realizada en la Asociación Agrícola local, dio a conocer que se instalarían tres tanques almacenadores, el primero funcionaría en calle Acero y Esperanza de la colonia Emiliano Zapata, otro en calle Pino Suárez y Emiliano Zapata y el de la calle Emiliano Zapata y Garza Sáenz, ambos de la colonia Loma, siendo este último el que finalmente se colocó.

Luego, dirían altos ejecutivos de IHSA y Pemex, que los dos faltantes se integrarían en la segunda fase del proyecto acuaférico.

Por otra parte, el proyecto de alcantarillado y saneamiento de San Fernando, Tamaulipas, fue anunciada en el 2015 por Plácido Gerardo Reyes Reza, jefe del activo Burgos, con residencia en Poza Rica, Veracruz, como una obra terminada, cuando realmente es antifuncional y gran parte de su infraestructura se encuentra dañada. En esta obra tan necesaria para San Fernando, se utilizaron 160 millones de pesos, que sirve de monumento a la ineficiencia y despilfarro de recursos.

El municipio de San Fernando cuenta con 360 pozos del bloque El Nejo, aunque los miles de millones de metros cúbicos de hidrocarburos no se reflejan en la anunciada obra social y que del 2013 a la fecha no se ha realizado ni una en beneficio a la comunidad.

También en reunión celebrada el martes, en Santa Gertrudis, los gestores de IHSA se ufanaron de los innumerables beneficios se han dispersado para la cabecera municipal, ignorando tal vez que durante los últimos tres años no se ha realizado ninguna obra social en San Fernando, bajo el argumento de que no hay recursos disponibles.

Comentarios