CIUDAD DE MÉXICO, febrero 25 (Notimex)

El embajador de la Unión Europea en México, Andrew Standley, consideró indispensables la paz y la seguridad para que exista desarrollo sostenible, por lo que “sin desarrollo y erradicación de la pobreza será difícil lograr una paz sostenible”.

Al participar en la inauguración del Foro Internacional de Prevención del Delito, que se lleva a cabo en la Secretaría de Gobernación, el diplomático también señaló que la cohesión social es una condición básica para generar entornos que favorezcan la convivencia y la seguridad ciudadana.

El reto es y sigue siendo reducir el crimen y la violencia en forma sustentable, fortalecer la lucha contra la pobreza y los procesos de desarrollo, así como fomentar los procesos democráticos y de buena gobernanza en el marco de un enfoque basado en derechos, dijo Standley.

“La calidad de nuestra democracia y la confianza de la ciudadanía dependen, en gran medida, de nuestra capacidad para garantizar la seguridad y la estabilidad y de nuestro trabajo conjunto para hacer frente a las raíces de nuestros problemas de seguridad y violencia”, añadió.

El embajador hizo notar que la inseguridad afecta a todos, por lo que si bien hoy en día Europa sigue siendo una región próspera, enfrenta desafíos como la delincuencia organizada, el tráfico de drogas, la trata de seres humanos, la explotación sexual y la violencia contra las mujeres, entre otros aspectos.

Otros problemas son el aumento del terrorismo, la radicalización de algunos grupos, la cibercriminalidad y amenazas relacionadas con las nuevas tecnologías, por lo que frente a ello Europa fortalece y seguirá fortaleciendo, con sus ciudadanos, su modelo de seguridad.

Ese sistema está basado en el respeto de los valores, los derechos humanos, las libertades fundamentales, el Estado de derecho, la democracia, el diálogo, la tolerancia, la transparencia y la solidaridad.

Subrayó que se trata de un modelo que busca combatir las causas de la inseguridad y no solo sus efectos, que busca priorizar la prevención y la anticipación, lo cual implica a todos los sectores y busca respuestas a las necesidades de la diversidad humana.

La directora general de Coordinación Intersecretarial de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación, Eunice Rendón, dijo a su vez que los actores más importantes de la política pública de prevención son niños y jóvenes.

El Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), dijo, ha contribuido a que la estrategia de seguridad genere condiciones para que la criminalidad y las agresiones no se reproduzcan ni arraiguen, al contrario, se ataquen de raíz.

Subrayó que todos los estados de la República cuentan con legislación en el tema de prevención social y 15 entidades federativas cuentan con una legislación especializada en la materia; sin embargo, reconoció que hay retos que el Pronapred debe atender.

Enumeró varios puntos a fortalecer en la política de prevención: generar información para medir fenómenos, evaluar intervenciones, consolidar diagnósticos locales, aumentar la integración en las mediaciones y establecer mecanismos que garanticen continuidad en los programas impulsados.

También fortalecer los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, homologar metodologías utilizadas, evaluar la calidad del gasto, así como lograr gobernanza interinstitucional de la política de prevención.

Rendón Cárdenas señaló que durante este foro, especialistas nacionales e internacionales contribuirán a generar propuestas a través del análisis de experiencias exitosas.

Comentarios