Samantha Rocha

El pasado 26 de febrero, el Instituto Tecnológico de Ciudad Victoria, se vistió de gala para celebrar la solemne ceremonia de graduación de la LXXIV generación de profesionistas, la cual llevó por nombre maestro Miguel Enrique Esquivel Aguirre, que entre júbilo y aplausos, concluyeron con éxito su carrera de esta Alma Mater.

En una emotiva ceremonia, se dio entrega de constancias y reconocimientos a esta nueva generación de egresados, la cual tuvo como padrino al M.C.I.M. Miguel Enrique Esquivel Aguirre.

Se contó con la presencia de distinguidas autoridades entre las que destacan profesor Gustavo Adolfo García Paz, cronista de Ciudad Victoria en representación del secretario de Educación Tamaulipas doctor Diódoro Guerra Rodríguez. También licenciado Mario Romel Arizpe Martínez en representación del CP Fernando Agustín Méndez Cantú, Presidente Municipal de Ciudad Victoria. El Ing. Luis Antonio Saavedra Rodríguez, subdelegado de la Secretaría de Educación Pública, en representación del Ing. Juan Leonardo Sánchez Cuellar, delegado federal de la Secretaría de Educación Pública en Tamaulipas. También, Lic. José Eduardo Zorrilla Castañeda, Director de Formación de Capital Humano, representando al Lic. Francisco Hernández Montemayor, Director General del COTACYT. El M.C.I.M., Miguel Enrique Esquivel Aguirre, padrino de la LXXIV generación de egresados del TEC Victoria, Lic. Enrique de la Garza Sánchez, Presidente del Consejo de Vinculación y Director General de Consultora Mexicana de Negocios, Lic. Ana Isabel Lerma González, Directora del Instituto Tecnológico de Matamoros. La Lic. América Vázquez Cabrera, en representación de Luis Alberto Núñez Ríos, Presidente de la Asociación de Egresados del TEC Victoria, M.C. Luis Manuel Mercado Hernández, Secretario General de la Delegación Sindical de los Trabajadores del TEC Victoria, Dra. Araceli Maldonado Reyes, subdirectora Académica del Instituto Tecnológico de Ciudad Victoria, Ing. Hilario Aguilar Izaguirre, subdirector de Planeación y Vinculación del Instituto Tecnológico de Ciudad Victoria y el Ing. Fidel Aguillón Hernández, director del Instituto Tecnológico de Ciudad Victoria.

 

Se llevó a cabo la ceremonia de honores a la Bandera, en donde los presentes mostraron su respeto por nuestro Lábaro Patrio. También, todos los presentes con la mano en el corazón y llenos de orgullo, cantaron el Himno a Tamaulipas.

El Director del Instituto, dirigió a los alumnos un emotivo mensaje, donde los exhortó a continuar preparándose para ser cada día mejores, mantener un sentido humanitario, así como agradecer a sus padres, el inmenso esfuerzo realizado para apoyarlos en toda su vida como estudiantes.

Para continuar con el programa se emitió el último pase de lista, donde los alumnos uno a uno subieron al presídium a recibir sus respectivas constancias. Los graduandos de esta generación pertenecían a las carreras de Ingeniería Civil, Ingeniería Industrial, Ingeniería electrónica, Ingeniería mecánica, Ingeniería Informática, Ingeniería en gestión empresarial, Ingeniería en energías renovables, Ingeniería en sistemas computacionales y Licenciatura en biología; así como Maestría en Biología.

Además, se reconoció a los alumnos más destacados de las distintas carreras que egresaron, por su dedicación y entrega. Como la alumna Lilia Esmeralda Charles Ramírez quien obtuvo el mejor promedio de su carrera y mejor promedio de generación, lo cual, la convirtió en portavoz del discurso final para sus compañeros, maestros y padres de familia.

La alumna, reconoció los difíciles momentos por los cuales tuvieron que pasar para llegar a la culminación de ese día, pero destacó, que sin toda esa lucha, sacrificio y trabajo duro, no hubiera sido posible alcanzar la meta. También, agradeció a sus profesores por los consejos y el apoyo brindado durante el largo camino recorrido.

En representación del secretario de Educación en el Estado, doctor Diódoro Guerra Rodríguez, el profesor Gustavo Adolfo García Paz, dirigió un mensaje a los alumnos graduados, haciendo hincapié en lo orgullosos que deberían estar de ellos mismos por lograr llegar hasta ese día, pues no todos los alumnos que ingresan a la educación superior logran concluir. Como muestra de respeto pidió a los alumnos se pusieran de pie para aplaudir a padres y maestros, quienes apoyaron a realizar este gran éxito.

Finalmente, fue la rondalla del Instituto, la encargada de amenizar dicha ceremonia con bonitas melodías que conmovieron a los alumnos, los cuales entre risas, lágrimas y abrazos, despidieron a sus compañeros y profesores, para dar inicio a una vida de éxitos y logros profesionales.

Comentarios