San Miguel de Allende, Gto., 29 Feb (Notimex).- Escaparte de la ciudad para disfrutar de un fin de semana colmado de historia, tradición, arte, rica gastronomía y diversión en el Pueblo Mágico San Miguel de Allende, es posible hasta con tres mil pesos.

Lo primero es llegar a este destino, ubicado a 274 kilómetros de la Ciudad de México y para ello hay dos opciones; dirigirse a la Central de Autobuses del Norte, donde las diferentes líneas ofrecen pasajes redondos por menos de mil pesos por persona.

La segunda alternativa es llegar y regresar en auto, para lo que se requiere de por lo menos 45 litros de gasolina, unos 600 pesos y 360 pesos de casetas.

Ya en la Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se pueden encontrar hostales como La Catrina, que por 170 pesos brinda una cama en un dormitorio compartido, y habitaciones para dos personas en 390 pesos.

Otras opciones son el hotel Aquiles México, que cuenta con habitaciones a 700 pesos, y la posada La Luna, que por noche cobra 800 pesos e incluye desayuno.

Para conocer este lugar se pueden recorrer las calles empedradas del centro histórico, mientras se disfruta de una nieve de fresa, cajeta, piñón, moka, queso o vino tinto, entre otros sabores, que en la mayoría de los puestos valen, entre 15 y 30 pesos.

Una de las principales atracciones de este Pueblo Mágico es la Parroquía San Miguel Arcángel, cuya fachada está inspirada en las grandes obras arquitectónicas de estilo Gótico de la Europa Medieval.

Ahí mismo, los fines de semana, diferentes parejas contraen nupcias y para celebrar al final de la ceremonia religiosa llevan a cabo callejoneadas animadas por las ya tradicionales mojigangas y acompañadas por un colorido burro, que carga bebidas preparadas con tequila, que son repartidas en pequeños jarritos.

Para los amantes del arte y la cultura, en el Centro Cultural Ignacio Ramírez “El Nigromante” encontrarán diversas exposiciones, así como el majestuoso mural “Vida y obra del generalísimo Don Ignacio Allende”, de David Alfaro Siqueiros.

Mientras, los recorridos en tranvía, por 80 pesos, ofrecen un paseo por los 20 lugares más importantes de este Pueblo Mágico, como el Teatro Ángela Peralta, el templo de La Concepción y el Museo Casa Ignacio Allende, entre otros.

Por la noche, en el Parque Benito Juárez se puede disfrutar de bailes y música de mariachi, así como de los recorridos de leyendas, en los que cinco personajes virreinales al ritmo de música barroca y clásica, cuentan historias sobrenaturales y leyendas que tienen su origen en San Miguel de Allende; cuyo costo es de 100 pesos.

En ese mismo lugar, se pueden encontrar diversas botanas como palomitas de 15 pesos, elotes y esquites de 20, así como nachos de 30 pesos.

Para comer y cenar, las opciones económicas incluyen platos de pozole, de 30 pesos; flautas de a 20, así como gorditas y quesadillas de 17 pesos, en el mercado de la Artesanía.

Además, en el restaurante “El taco real” se puede disfrutar de buffet de 80 pesos, y “El correo” ofrece vastos platillos a la carta en menos de 150 pesos.

Antes de partir de este encantador destino, se recomienda visitar el mercado de la artesanía, donde se pueden adquirir juguetes tradicionales, piezas de vidrio soplado, aretes, figuras de madera y barro, artículos de decoración y dulces tradicionales.

Entre las piezas más baratas se encuentran figuras de aluminio, corazones de vidrio soplado y dulces típicos de 10, 15 y 20 pesos, respectivamente.

Todo ello, hace de San Miguel de Allende un destino ideal para escaparse de fin de semana de la ciudad y disfrutar de dos días de cultura, arte, historia y tradición, por unos tres mil pesos.

Comentarios