México, 29 Feb (Agencias).- Emma Coronel, actual pareja de Joaquín “El Chapo” Guzmán, acusó ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que las autoridades no permiten descansar ni dormir al líder del Cártel de Sinaloa, lo que la mantiene preocupada pues alega que estos tratos ponen en riesgo la vida de su esposo.

Declaraciones

En entrevista, Coronel aseguró, con un tono inconforme, que esta situación le ha ocasionado a Joaquín Guzmán Loera padecer hipertensión arterial, condición que podría derivar en un infarto o un derrame cerebral.

Detalló que el sábado pasado visitó durante 20 minutos a Guzmán Loera en la prisión y que lo vio demacrado y muy delgado.

Aseguró también que las autoridades no le proporcionan sus medicamentos, sólo le dieron una pastilla para dormir.

“Está en mal estado, yo pensé que iba a estar mejor, pero lo vi muchísimo peor. En cuanto lo vi, me dijo que se siente muy mal”, indicó.

Dijo que presentó otra queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) denunciando el maltrato que recibe en el penal, ya que, dijo, no se le permite dormir ni descansar, lo cual empeora su estado de salud.

Afirmó que la intervención de la CNDH continuará luego de que el sábado presentó una nueva queja por las violaciones a sus derechos durante su reclusión. Finalmente, afirmó que las autoridades buscan asesinar a su marido con este tipo de tratos y atentados a su salud.

Comentarios