Con la movilización de casi dos mil elementos, la participación de los tres mil 350 comités de salud y los alcaldes de los 43 municipios del estado, el gobernador Egidio Torre Cantú instruyó el fortalecimiento de las acciones preventivas contra enfermedades transmitidas por vector, entre ellas dengue, chikungunya, zika y paludismo.

Norberto Treviño García Manzo, secretario de Salud, reveló que para el presente año se contempla una inversión de 85 millones de pesos, bajo el esquema de participaciones federales y estatales, para hacer frente preventivo a estos padecimientos y cortar la cadena de transmisión a fin de evitar brotes y fallecimientos.

“El Gobernador del estado ha hecho de la prevención el eje rector de su política estatal de salud, por ello los programas orientados a evitar y combatir enfermedades no sufrirán recorte de ningún tipo”, aclaró el funcionario.

El funcionario reveló que por instrucción del Jefe del Ejecutivo estatal se dispone de 90 unidades pesadas, 119 máquinas nebulizadoras, 234 motomochilas, 34 termonebulizadoras y 74 aspersoras para mantener el control y la eliminación de criaderos del aedes aegypti.

“El enemigo no es el virus dengue, el chikungunya ni del zika, el verdadero enemigo son los moscos que los transmiten”, reiteró el funcionario luego de afirmar que la forma más efectiva de mantenerlos a “raya”, así como las enfermedades que transmiten, es la eliminación de criaderos en los hogares.

Para ello, dijo, aunado a un intenso trabajo de sensibilización, promoción y educación para la salud, el gobierno de Tamaulipas ha distribuido casi 17 mil litros de insecticida para fumigación mediante camionetas y termonembulizadoras, y 30 toneladas de larvicida (abate) para el tratamiento intra y peridomiciliario de depósitos de agua (tambos, cisternas, piletas, etc).

Además, se dispone de 32 mil 563 ovitrampas distribuidas en las 12 jurisdicciones sanitarias del estado para el monitoreo permanente del vector circulante y la identificación de las zonas de mayor riesgo.

Comentarios