Israel Reséndiz

CIUDAD MANTE, Tam.- La Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) respondió al llamado de habitantes de la colonia San Francisco, por una fuga de agua que llevaba ya más de dos meses, en la cual, según los vecinos, en repetidas ocasiones habían hecho un llamado al organismo para tomar cartas en el asunto, y hasta ayer por la mañana acudieron.

Dos empleados de la paramunicipal se presentaron a la calle Tamaulipas, que es la principal de ese sector, en donde después de localizar el desperfecto, cavaron un agujero para hacer un “parche”, es decir, colocar un pedazo de manguera de plástico para evitar que el vital líquido se siguiera fugando.

Luego de una hora las labores finalizaron, solo con la colocación de un tramo de manguera común de menos de medio metro, que quedó puenteada en la línea que va desde el tubo general hasta un domicilio en el cual, se podía observar un medidor que databa de hace varias décadas, pues era de las primeras tomas una vez fundado ese sector, a lo cual los técnicos atribuyeron el problema.

El señor Francisco, uno de los trabajadores de la Comapa Mante, dijo que ambos fueron enviados para hacerse cargo del reporte, y reconocieron que el arreglo que hicieron en ese lugar podría no aguantar mucho, pues el tipo de arreglo lo hicieron con material común, sin utilizar nada en especial para garantizar que la fuga de agua ya no aparecería, pues se trata de una toma particular, en la cual el usuario tiene que acudir a solicitar formalmente el servicio a las oficinas.

“Nada más se le va a parchar, no se le puede hacer otra cosa, a nosotros no nos dan material para hacer otra cosa más que eso, o sea vamos a puentear la línea que va debajo de la tierra que fue la que se reventó, esto es para que no siga tirando, pero se le va avisar al usuario propietario de la toma averiada para que vaya a la oficina de la Comapa, ahí solicite un servicio para el arreglo de toda la toma, con esto esperamos que la fuga quede reparada”, dijo el técnico.

Los trabajos de reparación que se le practicaron de esa forma tardaron cerca de dos horas y se espera que al menos en un tiempo razonable ya no de problemas, cabe señalar que acudimos en busca del gerente de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, Julio César Portales Martínez, a sus oficinas, pero nos argumentaron que había salido de la ciudad.

Comentarios