Alfredo Guevara

Enero y febrero trascendieron sin que la Subsecretaría del Transporte Público autorice el aumento adicional de un peso, al aprobado a finales del año pasado, para concesionarios y permisionarios que cumplieran con una serie de requisitos, como parte de los compromisos adquiridos con el Estado para lograr la modernización en la prestación del servicio.

Sin embargo, mantiene abierta la posibilidad para que, quienes vayan cumpliendo con los requisitos, se revise cada caso y de aprobarlos proceder a la autorización, toda vez que valdría la pena pagar un peso más, siempre y cuando los vehículos estén modernizados y cuenten con todas las comodidades para el usuario, aseguró René Salinas Treviño.

El secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA), explicó que para conceder el aumento adicional, de un peso, los concesionarios y permisionarios que se dedican a la prestación del servicio de transporte público, deberán reunir entre otras cosas, con requisitos como la barra contabilizadora de pasaje, el GPS, el tarjetón de identificación del operador y sobre todo, unidades modernas.

Comentarios