Los retos de Baltazar

Diego López Bernal

El esperado cierre de filas del Partido Revolucionario Institucional prácticamente está hecho. Si bien no se puede asegurar que a la Convención de Delegados del fin de semana pasado nadie faltó, a BALTAZAR HINOJOSA OCHOA se le vio contento y en apariencia a nadie extrañó.

Fueron más de 14 mil los priistas que asistieron al Recinto Ferial de esta Capital para encumbrar así a su candidato a gobernador. Y efectivamente, el PRI es el primer partido en terminar el proceso interno para tener a quien buscará ganar la gubernatura el próximo cinco de junio.

¿Qué necesitará el matamorense para lograr este propósito? Antes que nada el soporte indispensable para seguir en esta aventura es consolidar la unidad partidista, que todas las cabezas de grupo estén en sintonía con su candidato, quien deberá ser incluyente para que todos quepan en ese barco tricolor.

Tal vez por eso, a su salida del Recinto Ferial muchos comenzaron una imaginaria lista de funciones y responsabilidades para la campaña constitucional, que se desarrollará durante abril y marzo. A unos los ubican coordinando aquí, a otros por allá; bueno, hasta al ex gobernador EUGENIO HERNÁNDEZ ya lo “pusieron a chambear” los rumorólogos priistas.

Sin embargo, hay versiones confiables que apuntan a que las bases de esa estructura tricolor están dañadas. Quienes aseguran esto apuntan, con cierta lógica, a la forma en que se batalló para ganar todos los distritos electorales durante la elección federal inmediata anterior.

No hay que ir tan lejos. En esta Capital el voto estuvo totalmente dividido entre el ahora diputado federal MIGUEL GONZÁLEZ y el candidato de Movimiento Ciudadano, GUSTAVO CÁRDENAS, al grado de que la elección se definió con el llamado “voto rural”. Y en Nuevo Laredo algo parecido sucedió y… en Matamoros y en…

“Oiga –interrumpe un molesto espectador, de esos que son priistas de hueso colorado– ¿o sea que está sugiriendo que al interior del partido hay inconformidad de las bases, o qué rechiflados quiere decir?”. Pues mire, quedan tres meses para que quienes tengan que detectar problemas en toda la estructura lo hagan, pero sobre todo, que los resuelvan.

No se pueden arriesgar a fallas de este tipo, tomando en cuenta que muchas elecciones ahora se ganan en los tribunales, y no en las urnas.

 

EL GRAN CIRCO

Así es su naturaleza; desde que anunció su participación en la Pista Estatal del Gran Circo Electoral los espectadores sabíamos que FRANCISCO CHAVIRA dará show en serio. Aún no empiezan las campañas y el aspirante a candidato independiente a gobernador ya muestra que lo suyo será un papel frontal, que no se medirá en actitudes y palabras por las reglas de la moral y las buenas costumbres. Sin embargo, aún no es candidato y el show que montó en el Ietam, dicen, es porque no le alcanzan las firmas. Ojalá que XICOTÉNCATL GONZÁLEZ, que se ve una propuesta más seria, no caiga en el garlito del izquierdista neolaredense. Por lo pronto, los reflectores ya los tienen puestos en el 13 Morelos, de esta Capital. A nadie espanta tampoco, queda claro.

 

VA DE TRES…

Primer Acto.- Salen unos rudos priistas tampiqueños y dicen que serán el candidato a la alcaldía.

Segundo Acto.- Sale una tierna abuelita y dice que si no la postulan a ella hará ganar otra vez al partido azul la alcaldía de Tampico.

Tercer Acto.- Salen los priistas y proclaman como su linda heroína a Magda, pero que irá por el partido verde.

¿Cómo se llamó la obra?

“Lin-tierna Verde”.

Sombrerazos y tomatazos, en:

[email protected]

Comentarios