Los Ángeles, marzo 1 (Agencias)

Una fiesta que es muy popular en la noche del Óscar es la que año con año organiza el cantante Elton John con su pareja David Furnish y la cual sirve para recaudar fondos en pro de su fundación que combate el sida a nivel mundial.

A la pregunta sobre qué opinaba del trabajo del director mexicano Alejandro González Iñárritu, respondió: “El es un director extraordinario, me encanta su trabajo”.

Furnish coincidió con él: “Es un hombre muy talentoso (Iñárritu) y buena persona”, afirmó.

A la gala acudieron Mariah Carey, Caitlyn Jenner, Steven Tyler, Boy George, Tim Allen, Sheryl Crow, Melanie Griffith, Charlie Sheen, Brittany Snow, Heidi Klum, Kelly Osbourne, Hillary Swank y Steven Bauer, entre otros.También lo hizo el actor mexicano Antonio Mauri, quien acudió con su esposa Carla Alemán y su hija Carla.

“Pues muy contentos un año más, el año pasado platicamos y veníamos a apoyar a Alejandro González Iñáritu y a México y hoy mira, tenemos la oportunidad de regresar a seguir apoyando nuestro cine, a Alejandro, es un gran productor”, comentó Mauri.

Caitlyn acaparó todas las miradas a su llegada a la fiesta gracias a su impresionante vestido rojo con una atrevida apertura lateral.

“Ha sido todo un placer conocer finalmente a Caitlyn Jenner. Eres una heroína muy valiente”, escribió el anfitrión en Instagram.

En otra parte de la ciudad también se llevó al cabo la tradicional fiesta de la revista Vanity Fair y ahí acudieron más celebridades.

Antonio Banderas, Lady Gaga, Jennifer Lawrence, Charlize Theron, Ben Affleck, Taylor Swift, Jessica Biel, Kate Hudson, Sofía Vergara, Rachel McAdams, Selena Gomez, Sam Smith, Chris Rock y Leonardo DiCaprio, fueron solo algunos que no quisieron perderse este evento.

Quisieron cortarlo. Alejandro González Iñárritu hizo historia al llevarse su segundo premio consecutivo como Mejor Director pero parece que ese hecho no importó a los productores de la ceremonia, quienes trataron de cortar el discurso de agradecimiento.

De acuerdo con Pete Hammond, columnista de Deadline, la ceremonia estuvo manchada por ese incidente contra Iñárritu. Explicó que los productores de la gala, Reginald Hudlin y David Hill, ya habían mostrado su “dedo en el gatillo” para cortar los discursos de los ganadores a los 45 segundos y cuando Iñárritu habló hicieron lo mismo.

Según Hammond, Iñárritu se lo confirmó durante la fiesta oficial posterior a la entrega del Oscar (Governors Ball). “Ni siquiera había usado todo mi tiempo cuando empezaron a cortarme”, señaló el mexicano. Hudlin aceptó a Hammond que tratar de cortar el discurso estuvo mal. “Fue un sólo error en tres horas y media de show”.

Comentarios