ALTAMIRA, Tam.- Un trabajador fue descuartizado por el tren la tarde del lunes, luego de que la máquina diera marcha atrás y lo arrollara; apenas tenía dos semanas que había entrado a trabajar al Puerto de Altamira.

Sus compañeros se quedaron atónitos cuando el tren lo despedazaba; seguido a ello se llamó a personal de vigilancia de la Administración Portuaria Integral, asimismo llegó el cuerpo de emergencias de la Central de Emergencias que opera dentro del recinto, constatando que el cuerpo se encontraba prácticamente partido en dos.

Después de los trágicos acontecimientos se dio aviso a la Procuraduría General de Justicia, enviando a la Unidad Investigadora al lugar de los hechos.

El trabajador fue identificado como Luis Alejandro Flores, de 43 años de edad, mismo que tenía apenas dos semanas que acababa de ingresar a laborar.

De acuerdo a los testigos de los hechos, el obrero se atravesó los rieles cuando de repente la mole de acero se movió en reversa, empujándolo y tumbándolo, sin que ya no lograra levantarse, siendo arrollado y muerto de forma instantánea.

La fiscalía investigadora después de recabar la información de lo sucedido, ordenó el levantamiento de los restos para que fueran enviados al servicio médico forense.

Comentarios