Una bruja llegó a La Noria para hacer una limpia al Cruz Azul, del que ve una maldición desde 1997.

La bruja Zulema llevó cabezas de res y puerco como ofrenda para Satanás para que libere a La Máquina para el partido ante Chivas.

“Un brujo maldijo (en 1997) que a partir de ese momento jamás iba a ganar Cruz Azul. Esa es la maldición, en este lugar existen huesos, se ha visto que han venido a tirar animales. Se cuenta la leyenda también que exista una sombra, un fantasma en el lugar.

“Yo le voy a dar una ofrenda a Satanás para que él coma y se acabe la maldición”, decía la bruja mientras hacía su ritual frente a los medios de comunicación.

Por sexto torneo consecutivo, La Máquina se quedaría sin participar en la Liguilla.

Si bien nadie le pagó por hacer este ritual, Zulema reveló que muchos de sus seguidores le pidieron que lo realizara.

“Mi trabajo era venir a romper la maldición,  y a mí me vale madres, esté con la vela negra me voy a encargar de que gane, ese es mi compromiso”, explicó Zulema.

“Yo quería venir, tengo muchos seguidores que me hicieron esta propuesta y yo lo hice por mi gente que me sigue en mi página y en Twitter”.

Zulema recordó que su palabra pesa, pues en su momento vaticinó que Luis Miguel tendría problemas con la ley.

“Cuando la Bruja Zulema lo dice, lo dice; dije que Luis Miguel pisaría la cárcel y mira”, apuntó.

Con información de reforma.com

Comentarios