MATAMOROS.- Colgando de un cable que tenía atado al cuello, un reo del Centro de Ejecución de Sanciones fue encontrado sin vida al interior de su celda durante el día de ayer.

Eran las 13:35 horas cuando se reportó a las autoridades ministeriales el macabro hallazgo.

Desde el Cedes número dos del Ejido Santa Adelaida se recibió una llamada telefónica a la guardia de la Policía Investigadora por parte de C-4, reportando que ahí se encontraba una persona del sexo masculino sin vida.

Tras recibir el reporte, los elementos de la Policía Estatal Investigadora se trasladaron hasta dicho lugar en compañía del personal del Departamento de Servicios Periciales.

Al llegar al centro de reclusión, los agentes investigadores se entrevistaron con el Jefe del Departamento Jurídico, quien manifestó que tuvo conocimiento por parte de los celadores, aproximadamente a las 13:00 horas, que en el módulo Nuevo Amanecer se encontraba colgado del cuello un interno que en vida llevaba el nombre de Raúl.

Cabe hacer mención que el hoy occiso se encontraba solo en un cubículo habilitado como celda ya que padecía de síndrome orgánico cerebral.

Una vez que se organizaron para entrar con el apoyo de Elementos de la Policía de la Fuerza Tamaulipas,  ingresaron a la celda.

Los elementos de la Policía Investigadora observaron un cuerpo del sexo masculino en suspensión incompleta, con un cable alrededor del área del cuello y el otro extremo del cable atado a una viga en el techo.

Una vez que fijaron la escena procedieron a realizar la inspección cadavérica por parte del médico legista de guardia, determinándose que a simple vista el cuerpo sin vida no presenta huellas de violencia.

Se dio fe que el cuerpo sin vida presentaba un surco completo en el área del cuello, por lo que procedieron al levantamiento de cadáver y trasladarlo al Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia de ley.

Comentarios