Mauricio Zapata.-

Cd. Victoria , Tam.- Fue una tarde en donde el cartel marcó a dos toreros: un matador y una novillera. Pero al final hubo un mano a mano que se llevó orejas, rabo y la tarde.

Fue día de sesión. Fue día de comparecencias. Fue día lluvioso y frío.

El ruedo ya estaba listo.

No había orquesta en el graderío, pero de haberla, se hubiese escuchado “Cielo andaluz”, sobre todo en el segundo de la tarde.

 

PASEILLO

En medio siempre va el torero de más experiencia. Y ese fue Irving Barrios Mojica. Traje oscuro, corbata celeste y moño rosa en la solapa.

Entró con la muleta en la mano. Los toros que le tocaron estaban ya en el burladero y desde la barrera toda una cuadrilla que recibió con aplausos al “Maestro”. Parte de esa cuadrilla había ingresado horas antes al ruedo parlamentario para cerciorarse de la seguridad que habría adentro. Revisaron curules y el camino por el cual habría de ingresar el Procurador tamaulipeco.

De pie, los integrantes de los colectivos de víctimas del delito. Desde galerías mostraron pancartas con la leyenda “¿dónde están?”. Se mantuvieron así durante el primer tercio y luego se fueron.

 

TERCIO DE VARAS

Leyó su informe con claridad, pero con un lenguaje espeso. Incluso hasta tedioso, pero fue rápido. Fue el proceso de las “verónicas” y las “chicuelinas”. Duró 20 minutos exactos, incluso con el video de 30 segundos con el que empezaría la faena y en el que no lo presentó.

Los toros ya estaban en callejón escuchando con atención la exposición.

Y vino el primero de la tarde. La diputada de Morena se explayó recriminando la falta de resultados y sobre el hecho de que había delitos que siguen aumentando. De Nueva Alianza también recriminaron ese efecto y, además, reprocharon que el secuestro y la extorsión sigan creciendo.

Pero vino el toro más bravo: el del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rafael González Benavides, quien dio datos estadísticos sobre el crecimiento de delitos. Para entonces ya estaría sonando el pasodoble “El toro de tus sueños”.

 

TERCIO DE BANDERILLAS

Los banderilleros, diputados de mayoría, picaron en el lomo de los toros, lo que, lejos de debilitarlos, los excitó más y se embravecieron.

“Amparito roca” sería la melodía que se hubiese usado en ese momento en el graderío, porque venía entonces la respuesta del matador.

Navarra: Cuando respondió al PRI que recibió una Procuraduría con mucho rezago y con un sistema corrompido.

Revolera: Al responder que si bien están trabajando, la modernización del sistema era una prioridad, pero, sobre todo, crear una cultura de servicio entre el personal era un objetivo que tardaría.

Delantal: Al momento de responder los cuestionamientos en los que se le señalaba que no veían resultados, pero que el “torero” estableció que iban en un proceso positivo.

Sin duda los toros tricolores, en voz de Rafael González Benavides, eran los más bravos.

 

TERCIO DE MUERTE

Ya sonaría “Suspiros de España”, era la parte final de esa corrida. Pero no hubo cuestionamientos fuertes. El “matador” no cortó orejas ni rabo, pero sí salió en hombros. Al final entró y salió por la puerta principal cuando en un principio habría de ser por la trasera, pero que Irving Barrios no accedió y decidió hacerlo por el callejón.

 

LA NOVILLADA

La primera corrida fue una novillera, la titular de Turismo, Isabel Gómez Castro, que no enfrentó a toros bravos, que se portaron como novillos, a excepción de Copitsi Hernández, quien con los cuernos bien afilados salió a embestir.

En esa comparecencia, la “matadora” no supo ni los nombres de las ganaderías. Por ejemplo, a la priista le dijo “Capisi” y con ciertos titubeos contestó los cuestionamientos.

Ante un Juez de Plaza (Carlos García) que le quería dar orejas y rabo, pero que no se llevó ni el aplauso del respetable.

 

EL TERCERO DE LA TARDE

Fue el encontronazo entre Carlos García y Alejandro Etienne por el asunto de Eugenio Hernández.

Al término de la sesión, ya en el punto de Asuntos Generales, el legislador priista Alejandro Etienne Llano solicitó el uso de la palabra para dar a conocer el posicionamiento de su bancada en torno a ese asunto.

En Tribuna, el coordinador de la bancada tricolor pidió a las autoridades tamaulipecas apegarse a la ley y que el caso sea jurídico y no político, además de garantizar los derechos individuales del ex mandatario y se solidarizó con Susana Hernández Flores, ausente en la sesión.

Al término de su intervención, el diputado de Acción Nacional, Carlos García González, pidió el uso de la palabra y recriminó a los legisladores del tricolor por usar la Tribuna en un tema jurídico que no le compete al Poder Legislativo. Además, pidió que no se politice el tema, sin embargo, recordó cómo se dio el caso e increpó que el asunto por el cual está acusado el ex gobernador viene desde los años 90, cuando Manuel Cavazos Lerma era titular del Poder Ejecutivo de Tamaulipas.

Reprochó que durante el sexenio del matamorense el Congreso autorizó, con el voto en contra de la entonces bancada del PAN, la venta de ese predio, que derivó en los presuntos actos de corrupción.

“Y la diputada Teresa Aguilar (en esa época legisladora local) no me va a dejar mentir, ¿verdad, Tere?”. Aguilar Gutiérrez asintió desde su curul y nuevamente García González llamó a los priistas a “no defender lo indefendible”.

Etienne Llano pidió la palabra, no obstante, la presidenta de la Mesa Directiva, Ana Lidia Luévano, no lo escuchó y de manera apresurada leyó el protocolo con el cual se clausuraba la sesión del día.

Etienne insistió desde su curul, pero la legisladora del PAN seguía con la conclusión de la plenaria leyendo rápido. La priista Mónica González, en su calidad de Secretaria de la Mesa Directiva, trató de interrumpir para decirle a la Presidenta que su compañero estaba pidiendo la palabra.

Entonces el priista se encaminó a la Tribuna. Cuando llegó la sesión ya había sido clausurada. Tomó el micrófono y censuró que no le dieran la palabra.

“No importa, lo voy a decir”, señaló aun con el micrófono abierto y con la bancada panista ya levantándose de sus respectivos asientos.

“No nos pueden coartar así el derecho de hablar. Aquí (en la Tribuna) se ha escuchado la voz de los diputados para expresar nuestras condolencias por el deceso de alguien, de lamentar algún suceso que le haya pasado a nuestros mismos compañeros, no veo el motivo para que nos nieguen solidarizarnos con nuestra compañera Susana (Hernández Flores) y decir nuestra postura en torno a un caso que nos atañe a todos”, dijo.

Al bajar de la Tribuna se unió a sus compañeros de bancada que le habían aplaudido y en corto manifestaron su reproche por la forma en que los habían cortado.

Para entonces, los legisladores de Acción Nacional ya habían abandonado el Salón de Plenos.

Comentarios