Polémica batalla

Polémica batalla

Redacción.-

Gran polémica causó Alexa Lozano en “La Voz… México” el pasado domingo al negarse a cantar durante las batallas y abandonar por voluntad propia el reality.

La actitud de la cantante de 47 años hizo enfurecer a los “coaches” quienes la tacharon de “soberbia” por interrumpir la presentación y desperdiciar una oportunidad que pudo ser aprovechada por alguno de los artistas que se quedaron fuera en la etapa de castings.

Alexa, originaria de Monterrey, Nuevo León, formó parte en su juventud de las agrupaciones Fandango y Timbiriche, lo que la hizo sentir que “La Voz” no era lugar para ella. “Antes de comenzar esta batalla tengo algo que decirte, a ti Carlos. Tengo el honor y el privilegio de haber pertenecido a dos de los grupos de pop más importantes de México”, dijo Alexa.

Ante estas palabras las reacciones de los coaches no se hicieron esperar; “¡Ay!, por favor’, manifestó Laura Pausini; “No puede ser cierto”, dijo Maluma; mientras que Yuri expresó su enfado al exclamar: “¡Quema mucho el sol!”.

La participante volvió a interrumpir para agregar: “Es un gran privilegio para mí estar aquí, pero este sueño de estar aquí no me corresponde a mí, sino a ti María Elisa… es de verdad para mi increíble que tengas la oportunidad de seguir aquí, de recorrerlo y de vivir los sueños que yo ya viví”.

Yuri no se quedó callada y confrontó a la regia pidiéndole cantar para demostrar con hechos sus palabras. “No te rindas. Que ella gane si tú quieres, pero hazlo, todo lo que tú dices que hiciste, demuéstralo ahí. Te voy a decir una cosa, la gente que está en su casa va a decir: ‘Qué bárbara de verdad esta sí que se la bañó’. Cuando una persona tiene la fortaleza y los pantalones de decir lo que tú estás diciendo, por lo menos canta y demuestra”, dijo “La Jarocha” visiblemente molesta.

Jacqueline Bracamontes le preguntó a Alexa si estaba completamente segura de su decisión a lo que ella respondió: “Estoy súper segura y súper contenta de hacerlo, súper contenta”. De esta forma, concluyó oficialmente su participación en el programa y Bracamontes pidió despedirla “como se merece”.

Ya con la concursante fuera del set, Yuri remató el incómodo momento con la frase: “Hay algo que se aplica, es una ley divina… al humilde Dios lo exalta y al soberbio Dios lo humilla”.