El exceso de velocidad provocó que perdiera el control.

El exceso de velocidad con el que manejaba un conductor provocó que perdiera el control del volante y se estrellara contra tres unidades que se encontraban estacionados afuera de un taller mecánico.

Los hechos ocurrieron ayer a las 09:20 de la mañana en la calle Siete de Noviembre con calle Plan de Ayala, de la colonia Américo Villarreal.

Pese a lo aparatoso del accidente, las autoridades de Tránsito Local señalaron que no hubo personas lesionadas, por lo que no se solicitó la presencia de la Cruz Roja.

Expertos en hechos terrestres informaron que como presunto responsable aparece un automóvil Pontiac Sunfire color rojo sin placas, cuyo conductor se desplazaba por la calle Siete de Noviembre en sentido de oriente a poniente.

Poco antes de llegar a la calle Plan de Ayala se encuentra una curva prolongada, la cual tomó exceso de velocidad y a causa del pavimento mojado derrapó y perdió el control, chocando primeramente contra un Corsica con modelo 1992 que se encontraba estacionado.

Tras el impacto se proyectó nuevamente con dos unidades más, siendo estas un Chevrolet Malibú modelo 1996, propiedad de José Antonio Tovar, y una camioneta Dodge Ram modelo 2005 en color negro, propiedad de Jesús Campos.

Habitantes de la zona que escucharon el fuerte impacto de inmediato salieron para ver lo que ocurría, llamando enseguida a los agentes viales mediante el número de emergencia 911.

El perito de Tránsito Local ordenó el traslado de la unidad responsable al corralón municipal.

Los daños materiales fueron estimados en poco más de los 15 mil pesos.

Comentarios