Polifórum

0
134

CardioChavitos lo hace de nuevo

y sana 14 ‘Corazones Invencibles’

 

Diego López Bernal

 

En estos momentos, el Hospital Zambrano Hellion, en San Pedro, es escenario de extenuantes jornadas médicas que tienen como objetivo sanar 14 corazones infantiles, la mayoría de ellos con complicadas cirugías a corazón abierto, además de cateterismos, que son también auténticos retos de la medicina moderna.

Sería injusto dar nombres de estos incansables cirujanos y demás especialistas que conforman el formidable equipo, pues rebasan fácilmente las dos docenas de médicos voluntarios y dejar de mencionar a uno solo de ellos sería una omisión imperdonable.

Diremos mejor que se trata de un extraordinario equipo, de primer mundo, integrado por trabajadores del hospital en mención (Tec Salud, de quien ya hemos escrito antes) y de la International Children’s Heart Foundation, quienes pasan largas horas en el quirófano para sanar a estos 14 pequeños mexicanos.

Y más allá de las condiciones sociales de los pacientes, dado que estamos hablando de una campaña altruista de operaciones (“Corazones Invencibles” se llama la brigada actual), queremos destacar la voluntad de tantas personas que ha logrado sumar nuestra asociación favorita: CardioChavitos (Latidos de Vida).

Detrás de cada instrumento médico, de cada aguja usada, de cada gasa desechada existe un ejército de seres humanos de… qué digo “buen”, de un bendecido corazón, que hacen cada quien su parte, para ser el puntal de cada una de las puntadas en cada uno de esos pequeños pechos (hoy ya varios en franca recuperación).

1) Hablamos de cientos de voluntarios que no dudan en aportar lo que esté al alcance de sus manos para que CardioChavitos “se salga con la suya” y logre “reparar” a más y más pequeños con corazones que no tuvieron la fortuna de nacer sanos.

Algunos aportan horas de trabajo en las actividades de la asociación, otros corren maratones, hay quienes cantan, cocinan, pintan, dictan conferencias y quienes se disfrazan de súper héroes; pero, en general, todos aportan lo mejor de sí, de manera desinteresada.

2) Hablamos también de la Fundación Tec Salud, organización que pone toda su infraestructura (de primer mundo, insistimos, eso es muy importante para que los médicos hagan su gran labor de la mejor manera posible), personal médico y muchas cosas más que nuestra imaginación no alcanza a identificar.

Y es que el Hospital Zambrano Hellion, ubicado en San Pedro, en la zona metropolitana de Monterrey, está convertido en aliado fundamental de Latidos de Vida, pues a lo largo del año trabajan en diversas actividades, no solo las propiamente médicas, como aquellos talleres de los cuales también ya hemos escrito y que nos han ayudado de gran manera

3) Hablamos ahora de… LOS DONADORES. Pieza fundamental son aquellos que hacen aportaciones económicas, y estamos hablando de grandes empresarios extranjeros y mexicanos, pero también de los consumidores que aceptan el clásico redondeo (si va a Nuevo León este mes las tiendas Oxxo hacen esta recaudación para CardioChavitos).

Nos referimos asimismo a todos aquellos padrinos que mes tras mes hacen su aportación fija, como también de quienes acuden al banco, ya sea previamente, durante e incluso después de las brigadas (como la que ahora mismo se lleva a cabo), para aportar dinero, tanto para la cirugías como para la recuperación. Puede usted ir a Banorte y depositar lo que pueda a la cuenta a nombre de Latidos de Vida, ABP 0893014744, Clabe 072 580 00893014744 4.

Y no podemos dejar de mencionar al gran esfuerzo que hacen los propios padres de los pequeños beneficiados, quienes mediante rifas, bingos y toda aquella forma de captar recursos se les ocurre logran juntar la aportación que les corresponde, la cual, si bien no es condicionante para recibir el beneficio, sí logra sumar, además del dinero, las voluntades.

Esta parte es la esencia misma de CardioChavitos: Sumar voluntades y vaya que lo hacen en grado de excelencia. Sumar voluntades se dice fácil, pero no lo es, ¿saben por qué? Porque el porcentaje de mexicanos que hacen aportaciones a las asociaciones civiles es muy pequeño.

Según la segunda Encuesta Nacional de Filantropía y Sociedad Civil, proyecto de los doctores Michael Layton y Alejandro Moreno, publicado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, solo el 17 por ciento de los encuestados hacen aportaciones a organizaciones formales relacionadas con la salud y la gran mayoría de estos (el 71 por ciento) dona menos de 50 pesos. Se baja el cero y no contiene.

En contracorriente, CardioChavitos logra unir cada vez a más personas y beneficia así a más niños. Sí, año con año la meta crece, logrando ganar más confianza entre la población de que lo recaudado se aplica rigurosamente y con transparencia total. Por ello los invitamos a sumarse. Cientos de sonrisas comprobarán de lo que hablamos.

 

REFLEXIONES… (INEVITABLE)

Todos, inevitablemente, necesitamos alguna vez de alguien para superar un reto de vida. Los seres humanos dependemos unos de otros para alcanzar mejores condiciones a nuestro paso por este camino, no admitirlo raya en la soberbia y las consecuencias suelen ser hasta crueles. Ojalá todos estemos dispuestos a ayudar a quien lo necesite y a mostrar gratitud cuando seamos depositarios de la buena fe de aquellos que nos ayudaron. Si la mayoría de los mexicanos hiciéramos de la gratitud nuestro estandarte de vida, lograríamos hacer una gran y fuerte red de ayuda desinteresada. Vale la pena el intento.

 

Comentarios en: [email protected]

Comentarios