Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- El tráfico de migrantes que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos se ha incrementado considerablemente en Tamaulipas, aseguró el representante del Gobierno del Estado en la franja fronteriza, José Alberto López Fonseca.

El funcionario citó como ejemplo la reciente detención de más de 470 personas de diferentes nacionalidades, entre ellos menores de edad y mujeres embarazadas, quienes viajaban o se encontraban viviendo en condiciones inhumanas.

El problema ha preocupado a las autoridades del Gobierno de Tamaulipas, sobre todo porque de ese casi medio millar de indocumentados que han sido rescatados en las últimas semanas, al menos 140 son menores de edad.

En ese sentido, la directora del DIF estatal, Omeheira López Reina, estimó necesario establecer una mayor coordinación entre las tres instancias de gobierno, a fin de evitar una crisis humanitaria de mayores consecuencias, debido a las condiciones en las que viajan durante mucho tiempo.

“Se nos pone a resguardo de garantía y seguridad a los menores y el Instituto Nacional de Migración y la PGR los trasladó en menos de 24 horas a la Ciudad de México. Los menores, por protocolo, deben ser traslados vía aérea a sus lugares de origen, nos quedamos con resguardo de dos adolescentes y en menos de 36 horas fueron trasladadas y puestas a disposición de la Secretaría de Gobernación”, explicó la funcionaria,

Por su parte, López Fonseca confirmó que por ser el cruce internacional con mayor tránsito, Nuevo Laredo registra un incremento en el número de personas de diferente nacionalidad, que por diferentes vías llegan a esa población con intenciones de ingresar a Estados Unidos.

Tan solo en lo que va de febrero, por lo menos 471 personas de El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala han sido rescatadas por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar) de casas de seguridad en Matamoros, como de tráileres en los que son trasladados con destino a la zona norte.

Estableció que la instrucción del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca es la de establecer una coordinación con los municipios de la frontera y las fuerzas federales, para combatir el tráfico de indocumentados que pretenden ser ingresados al vecino país del norte.

Desafortunadamente, admitió que el problema no es de hoy, sino desde hace tiempo, en el que la corrupción ha sido persistente en algunas autoridades que no cumplen con sus obligaciones y dan paso a que el problema de los migrantes se incremente en algunos municipios como Nuevo Laredo.

López Fonseca confirmó que si bien se han rescatado migrantes de diferente nacionalidad en lugares como Matamoros y el poblado Oyama, de Hidalgo, en lo que va de febrero también se han rescatado en Nuevo Laredo y otros municipios.

Comentarios