TULA, Tam.- De siete balazos quedó muerto en el interior de una cantina un sujeto que sostuvo una riña al calor de las copas.

Fue en la cantina “El Triángulo”, en donde se registró la mortal riña.

Tras reportarse los sangrientos hechos al número de emergencias 911, a la cantina ubicada en la calle Aldama acudieron elementos de la Policia Estatal Investigadora.

Al llegar al lugar en compañía de personal de servicios periciales, los elementos de la Procuraduría General de justicia identificaron al hoy occiso como Arturo “N”, de entre 35 y 40 años de edad, con domicilio en el barrio las piedras de ese municipio.

En el lugar fue interrogado un testigo de los hechos, quien se   identificó como Gil.

El testigo manifestó a los agentes policiacos que después de una acalorada discusión con otra persona, el hoy occiso se lió a golpes y posteriormente se escucharon varias detonaciones.

Tras caer al suelo el hoy occiso, su agresor se dio a la fuga.

Al dar fe del cuerpo sin vida, se contabilizaron siete impactos en su cuerpo, tres de ellos en el pecho, dos en la pierna izquierda, uno en la cabeza y un impacto más en el testículo izquierdo.

Al confirmarse el deceso de una persona, acudió al lugar un agente del ministerio público investigador y el médico legista, quien ordenó el traslado del cuerpo sin vida al Servicio Médico Forense.

Comentarios