CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (Notimex)

José Antonio Meade Kuribreña, candidato presidencial del PRI, advirtió que quienes no están dispuestos a debatir seguramente estarán preocupados de no tener ideas o de no ser capaces de defenderlas.

Tras reiterar su llamado a debatir con Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, dijo que quien no quiere rendir cuentas, quien busca esconderse atrás del proceso electoral y quien busca esconderse atrás de la falta de capacidad y de debate, debiera ser por sí mismo un elemento de preocupación.

“Lo que yo creo es que a esta invitación que hacemos, debiera de sumarse una exigencia ciudadana en dos sentidos: que los candidatos estemos dispuestos a debatir, que nos exijan que nos presentemos para defender nuestras ideas y que nos exijan que nos presentemos para rendir cuentas sobre nuestras decisiones y sobre nuestro patrimonio”, indicó.

Entrevistado al término de su reunión con el Colegio Nacional del Notariado de México, afirmó también que el financiamiento de su campaña será absolutamente en términos de ley. “No habrá un peso al margen de la ley en el proceso ni en la campaña, y habremos de cumplirla en sus extremos”.

En cuanto a la carta que Ricardo Anaya presentó ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) dijo que aquí el tema no son las instituciones ni la rendición de cuentas, sino las decisiones que cada quien ha tomado en su vida, en su trayectoria, y respecto de las cuales tiene que estar dispuesto a rendir cuentas.

Apuntó en torno al caso del abanderado presidencial de la coalición por México al Frente, los datos son evidentes y claros: “Hay quien, desde el Gobierno, hizo negocios que no los puede explicar, que es el caso de Ricardo (Anaya) y hay quien no puede explicar su modo de vida, que es el caso de Andrés (Manuel López Obrador)”.

De cara al electorado, agregó, los dos tienen elementos que tienen que dilucidarse. Y cuando, al tiempo de dilucidarse, implica o se presume alguna actuación ilegal, pues tendrá uno que rendir cuentas frente a la autoridad.

“Ninguno de los dos es mi caso, yo no enfrento un solo proceso de ningún tipo porque no tengo ni un actuar o ninguna decisión que haya sido cuestionada”, comentó el candidato de la coalición Todos por México a la Presidencia de la República.

Aseveró que todos los días brincan datos adicionales en el caso de Anaya Cortés, los cuales apuntan a que ahí hay elementos que acreditan, no solamente una mala gestión de decisiones particulares, sino un negocio al amparo del Estado.

Reiteró que con sus propuestas en materia de combate a la corrupción se evitarán casos como “esto que hoy estamos penosamente viendo”, por lo que llamó al Congreso de la Unión a avanzar a fin de que tengamos una buena evaluación del control patrimonial.

“No solamente mayores penas, mejor manera de quitarle al funcionario el efectivo mal habido, el dinero y el patrimonio mal habido, sino que nos tomemos en serio el tema de la evolución patrimonial”.

Respecto a las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre su llamada telefónica con el presidente Enrique Peña Nieto, reiteró que “en nuestra política de relaciones exteriores, el primer elemento es la defensa de nuestra soberanía y nuestros intereses”.

Comentarios