MATAMOROS.- Un bebé fue declarado sin vida después que las maestras que lo atendían en una guardería lo trasladaran a la clínica del seguro social al encontrarlo desvanecido.
El deceso del menor fue reportado a las 16:04 horas del día de ayer mediante una llamada telefónica realizada a la guardia de la policía estatal investigadora.

Tras recibir el reporte elementos de la Policía Estatal investigadora se trasladaron hasta la clínica del seguro social en compañía de personal de servicios periciales.

En el nosocomio se encontraba una de las maestras de la guardería, quien mencionó que ella recibió a las 13:00 horas en las instalaciones de la guardería del IMSS al menor de edad.

La maestra dijo que aproximadamente a las 15:00 horas otra maestra se acercó al bebé y se dio cuenta que se encontraba desvanecido, por lo que lo trasladaron de urgencia a la clínica 36 del seguro social en donde posteriormente falleció.

En las primeras indagatorias se pudo establecer que el menor ya había comido y que le tocaban sus alimentos hasta las 15:00 horas, que fue el momento en que se dieron cuenta que se encontraba desvanecido.

Cabe señalar que el menor fallecido se encontraba al resguardo de dos maestras las cuales tenían permitido darle de comer a los menores cada tres horas.

Al ser cuestionadas por los elementos de la Procuraduría General de Justicia ambas maestras manifestaron que no era su deseo proporcionar ninguna información hasta que se encontraran con su asesor jurídico.

Comentarios