Rogelio Rodríguez Mendoza

Cd. Victoria, Tam.- Para evitar la pesca clandestina, y sobre todo garantizar el respeto a las vedas que se implementan cada año, los Gobiernos federal y estatal acordaron implementar una estrategia conjunta de inspección y vigilancia de las zonas pesqueras y acuícolas de la entidad.

Raúl Ruiz Villegas, Secretario de Pesca y Acuacultura de Tamaulipas, explicó que el acuerdo permitirá realizar tareas de vigilancia en ríos, lagunas y presas de la entidad, donde se producen diversas especies de interés comercial.

La vigilancia incluirá la Laguna Madre en el municipio de San Fernando, y presas como la “Marte R. Gómez”, ubicada en el municipio de Camargo, y la “Vicente Guerrero” del municipio de Padilla.

Tamaulipas produce anualmente 43 mil toneladas de especies pesqueras, tanto en alta mar como en el sistema lagunario y sus granjas acuícolas.

La superficie de agua dulce del estado es de alrededor de 180 mil hectáreas.

Las principales especies que se producen en Tamaulipas son: camarón, jaiba, ostión, tiburón, huachinango, lisa y lebrancha.
El acuerdo para fortalecer la inspección y vigilancia evitara que se den actos de ilegalidad que violenten las disposiciones bajo las que se rige la actividad pesquera.

Además, garantizará el respeto a las vedas que cada año se imponen para algunas especies en aras de preservar su desarrollo.

Por otra parte, Ruiz Villegas dijo que el Gobierno del Estado sigue trabajando en la elaboración de un inventario pesquero, que permitirá establecer cuantas personas se dedican a la actividad y cuál es el equipamiento de que disponen.

Con esa información disponible, explicó, se podrán diseñar acciones gubernamentales para impulsar y fortalecer la producción pesquera en la entidad.

Comentarios