BOGOTÁ, Colombia, marzo 12 (AP)

El presidente colombiano Juan Manuel Santos anunció el lunes el reinicio de los diálogos de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, ELN, tras dos meses de suspensión.

En una declaración en la casa presidencial el mandatario dijo que “pensando en la vida, en salvar vidas, en lograr una paz completa para Colombia, he decidido retomar los diálogos de paz con el ELN”. A tal efecto, agregó, dio instrucciones al jefe del equipo negociador para que viaje a Quito y reactive la mesa de diálogo.

Las negociaciones de paz entre ambas partes estaban suspendidas desde el 10 de enero luego de que el grupo guerrillero realizara varios actos terroristas en diferentes partes del país. El 9 de enero debía iniciar el quinto ciclo de diálogos en la capital de Ecuador.

La semana pasada el ELN había anunciado un cese hostilidades con motivo de las elecciones legislativas realizadas la víspera. Santos destacó ese compromiso.

“El ELN cumplió con el cese al fuego unilateral que decretó con ocasión de las elecciones. Es con gestos como éste -y no con ataques terroristas- como el ELN puede reconstruir el mínimo de confianza que se requiere para avanzar en el camino del diálogo”, dijo el presidente.

Santos añadió que objetivo es avanzar en la discusión sobre los dos puntos que se estaban debatiendo simultáneamente: el de la participación ciudadana de los guerrilleros una vez que abandonen las armas y el de las acciones y gestos humanitarios que deben dar para ayudar a construir la paz.

“Ahora que el gobierno de Santos decidió retornar a la mesa de diálogos se iniciará en Quito el quinto ciclo de conversaciones que estaba pactado para comenzar el pasado nueve de enero, el mismo día que terminó el histórico cese al fuego bilateral de 101 días de duración”, publicó el ELN en su página de internet.

León Valencia, analista y miembro la Fundación Paz y Reconciliación, dijo a The Associated Press que el reto del gobierno y el ELN es pactar un cese del fuego inmediato.

El politólogo considera que de no lograrse ese paso, le ocasionará “mucho daño a los candidatos de izquierda en las elecciones presidenciales de mayo porque cada acción violeta del ELN fortalecerá a la derecha o permitir que se realicen unas elecciones más tranquilas, como las (legislativas)” del domingo.

Según las autoridades en los ataques del ELN de los últimos dos meses murieron 34 guerrilleros y 84 fueron capturados. También fallecieron varios policías y militares.

Mientras el diálogo estuvo suspendido también hubo ataques contra la infraestructura petrolera, especialmente el oleoducto Caño Limón Coveñas -el más importante del país- y contra estaciones policiales. Según la empresa estatal Ecopetrol este año se registraron 12 atentados contra el oleoducto que causaron el derrame de crudo y contaminaron varios ríos en al menos tres de los 32 departamentos del país.

Comentarios