CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (Notimex)

Con más herramientas que promueven la participación de las comunidades indígenas, transexual, personas con discapacidad, así como la paridad de género en las candidaturas, las elecciones del próximo uno de julio serán las más incluyentes en la historia del país, aseguró Mónica Maccise, directora de la Unidad de Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Nacional Electoral (INE).

“Es muy importante plantear este tema dado que en este proceso electoral se van a elegir al menos 18 mil cargos de representación popular, de los cuales por la paridad serán nueve mil mujeres las que serán postuladas”, señaló.

Maccise dijo que en este proceso electoral el INE ha querido tener unas elecciones sin discriminación, un proceso que ha llevado mucho tiempo y que se inició hace varios años.

“Lo que el INE ha hecho es ir estableciendo ciertas medidas de inclusión con el fin de que toda la ciudadanía, independientemente de sus características, pueda ejercer el voto en condiciones de igualdad”, aseveró.

Comentó que para lograr una mayor representación de los pueblos indígenas en cargos de representación popular, en noviembre de 2017 se adoptó que los partidos políticos debían postular formulas integradas por personas que se reconozcan como indígenas en al menos 12 de los 28 distritos con población indígena.

“Con eso nos vamos a asegurar que al menos 12 personas que se autodescriban como indígenas y que tengan un vínculo comunitario puedan entrar. Esto fue controvertido por los partidos políticos porque la situación se les complica, ahora tienen que buscar a personas indígenas para postular en esos distritos pero el Tribunal Electoral validó estas medidas del INE”, indicó.

Mónica Maccise señaló además que con el fin de garantizar que las personas transexuales puedan ejercer su derecho al voto, los consejeros convinieron que este sector pueda ir a sufragar aunque su credencial para votar y su foto no coincidan con su identidad de género que tengan al momento de acudir a las urnas.

“Lo que pasa con las personas trans es que se les asigna cierto sexo al nacer pero lo que resulta es que no se asumen con esa identidad que está marcado en el sexo. Las personas trans tiene que pasar por procesos muy problematizados de actualizar sus papeles, actas de nacimiento, certificados de estudio”, lamentó.

Dejó claro que las personas trans aun cuando no hayan podido actualizar sus datos en términos de su sexo, así como su fotografía para que coincida con su identidad de género que portan actualmente, pueden ir a votar, ya que “para eso se aprobó un protocolo que va a ser objeto de la capacitación que se les va a dar a los funcionarios de casilla”.

Por otra parte, Maccise señaló que el INE implementó varias medidas para garantizar el derecho al voto de las personas con alguna discapacidad, ya que en México aproximadamente el cinco por ciento de la población está en esta condición.

Primero, indicó, que las personas con discapacidad pueden ser funcionarios de casilla, para que reciban sus vecinos y también hagan el conteo de votos, por lo que podrán contar con la asistencia de los Capacitadores Asistentes Electorales (CAE) durante toda la jornada.

Comentarios