Ensenada, Baja California. – Pobladores del ejido El Papalote denunciaron que aproximadamente 15 perros fueron envenenados en sus calles por unas personas que se dedican al robo de casas.

El primero de estos casos sucedió el pasado fin de semana, cuando los ladrones envenenaron a los perros de una casa para poder robar.

Por este motivo se organizaron para patrullar las calles para terminar con el envenenamiento de mascotas y que ya no haya robos en los domicilios.

Comentarios