MATAMOROS. –  Una menor de edad que estaba reportada como no localizada “reapareció” después de que se comunicara vía telefónica con sus padres al ser golpeada por su “novio” con el que se había ido a vivir a Monterrey.

Fue el pasado lunes cuando se recibió una llamada telefónica a la guardia de la Policía Estatal Investigadora solicitando el apoyo por parte de la Agente del Ministerio Público.

En la llamada, se pedía a los agentes policiacos que se constituyeran en las oficinas que ocupan la Unidad Especializada en personas No Localizadas o Privadas de su Libertad en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia.

Al acudir al lugar, los agentes investigadores tuvieron a la vista a una persona con las características físicas a la de una persona menor de edad No localizada, por lo que las abordaron identificándose previamente como Agentes de la Policía Investigadora.

Al hacerles saber el motivo de su presencia la menor les manifestó que efectivamente ella era, quien les manifestó que se encontraba bien de salud y que ella se había salido de su domicilio por su propia voluntad en el mes de enero para irse a vivir a la Ciudad de Monterrey, Nuevo León con su novio.

La menor refirió que el pasado lunes decidió regresarse a esta fronteriza Ciudad debido a que su novio la había golpeado.

Dijo que tras ser agredida físicamente por su pareja sentimental les llamó a sus padres para que fueran por ella a la Central de Monterrey y se trasladaran a esta Ciudad, siendo todo lo que fue su deseo manifestar.

Comentarios