CIUDAD DE MÉXICO (AP) – El huracán Bud brevemente categoría 4 en la costa del Pacífico mexicano, rápidamente se debilitó a tormenta tropical la mañana del miércoles lo que alivia, pero no disipa, la amenaza a centros turísticos en su paso por el sur de la península de Baja California.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que los vientos máximos sostenidos de Bud se redujeron a 100 kilómetros por hora, con 210 km por hora (210 mph). Se pronostica que se debilita todavía más, pero aún así se tiene fuerza de tormenta tropical la tarde del jueves.

Las autoridades emitieron un alerta de tormenta tropical en la península de Baja California desde Santa Fe hasta La Paz, incluyendo Cabo San Lucas y San José del Cabo.

Su vórtice estaba a unos 405 kilómetros (250 millas) hacia el sur-sureste de Cabo San Lucas en la punta de la península y se movía hacia el nor-noroeste a unos 6 kph (3 mph).

La búsqueda pronosticada hacia las ciudades de Cabo San Lucas y San José del Cabo, que son destinos populares entre turistas nacionales y extranjeros y que reciben millones de visitantes cada año.

Durante los próximos días, el huracán podría causar peligros peligrosas, informó el centro. También se espera fuertes lluvias en el suroeste del país, así como en la punta de la península de Baja California.

El Fideicomiso de Turismo de Los Cabos informó en un comunicado que no anticipaba que podría causar serios a causa de la tormenta y que las líneas aéreas y el transporte operaban con normalidad, aunque se esperaban a que algunos se retrasos en vuelos.

Exhortar a las personas a “ejercer precaución” y “evitar participar en cualquier tipo de actividad acuática recreativa hasta que haya más noticias de Protección Civil de México”.

Comentarios