Bruselas, 14 Jun (Notimex).- Al menos 32 por ciento de la energía consumida en la Unión Europea en 2030 deberá ser producida por fuentes renovables, según la nueva meta acordada hoy por la mancomunidad para cumplir con sus compromisos en el marco del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La meta podrá ser revisada al alza en 2023.

El Acuerdo de París, auspiciado por Naciones Unidas (ONU), determinar que la UE reduzca sus emisiones de CO2 en al menos 40 por ciento de cara a 2030 como parte de una estrategia global para limitar el calentamiento global a 1.5 grados.

La organización medio ambiental WWF consideró la nueva meta europea “inconsistente” con el objetivo del pacto internacional.

“Las energías renovables seguirán ganando cuota de mercado porque tienen sentido desde el punto de vista económico, pero la UE ha perdido la oportunidad de impulsarlas aún más a través de un objetivo fuerte y vinculante, y cosechar los beneficios para sus ciudadanos y la industria”, afirmó Imke Lübbeke, director de Clima y Energía en la Oficina de Política Europea de WWF.

Comentarios