Redacción El Diario
Goias, Brasil.

Un niño de tan solo dos años de edad y con dificultades de aprendizaje fue víctima del abuso de su madre, ya que lo obligaba a comer alimento para perros diariamente para sobrevivir y ahorrarse unos centavos al día.

Los hechos insólitos fueron reportados por la abuela paterna del menor. Insólito, pero tardó en darse cuenta y a la brevedad acudió a la instancias correspondientes para denunciar la mala actitud de la madre.

Los lamentables acontecimientos sucedieron en la ciudad de Trindade, Goias. Gracias a los medios brasileños, no pudimos percatar de que el niño se encuentra mejor de salud y esta mala experiencia no pasó a mayores.

Comentarios