Peña y su crimen no perfecto (II)

0
83

Eleazar Ávila

 

No estamos hablando del pasado (once de enero de 2007), sí de un tema mayor, que tiene a los mexicanos observando la transición del PRI; el viejo partido que tiene dos caminos, reinventarse sin patrañas o avanzar al valle de los acostados.

Le estorban los colores y apellidos de Revolucionario Institucional. Hay quienes piensan que sí, otros que con una maquillada está listo para seguir flotando como partido.

Si los muertos que hoy muchos asesinan gozarán en el futuro de mejor salud (Zorrilla), es un tema del que escribiremos muchas fábulas, donde los animales de pezuña grande tendrán la última palabra, pues los de abajo (Azuela) tienen sitio de peones de caciques y hacendados políticos.

Del proceso electoral 2018, revisemos qué sucedió realmente, mientras que en lo normal de estos casos, los que ganaron están de fiesta y los perdedores buscando motivos para sublimar y justificar -en medio de un debate nacional- sobre la abrumadora derrota nacional. Sin duda un asunto bíblico.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, no hay peor sordo que el que no quiere oír y no hay peor desentendido que el que no quiere entender. Está en el refranero popular castellano.

En Mateo 13 se lee claramente: “Por esto les hablo a ellos usando ilustraciones, porque, mirando, miran en vano, y oyendo, oyen en vano, ni captan el sentido de ello; 14.- y para con ellos se cumple la profecía de Isaías, que dice: Oyendo, oirán, pero de ningún modo captarán el sentido de ello; y, mirando, mirarán, pero de ningún modo verán”.

“15.- Porque el corazón de este pueblo se ha hecho indispuesto a recibir, y con los oídos han oído sin responder, y han cerrado los ojos; para que nunca vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni capten el sentido de ello con el corazón, y se vuelvan, y yo los sane”.

Así concluyen cuando ven que la detestable Mafia del Poder será tratada con algodones legales.

Y es que cada día me encuentro más priistas que sospechan que Enrique Peña Nieto tuvo mucho que ver con la derrota del uno de julio. ¿Hay demasiadas pistas que no quisieron los priistas detectar a tiempo?

Siguen siendo una comunidad de “pants” sin elástico que no entienden más que “Sí, señor Presidente”. Cuántas veces mintió el Presidente de la República y al interior del PRI y sus élites a nadie le incomodó.

Por la parte que nos toca, aquí censuramos su capacidad ilimitada de incomunicación de gobierno. Todo al revés y con efecto bumerán que todos los meses le rompieron los dientes y los priistas “como si nada”.

Si alguien edificó una montaña de desatinos en materia de inseguridad e ingobernabilidad fue Peña, no la base priista, a la que pongo a salvo, pues ellos son una fuerza con parsimonia y fe ilimitada.

¿De qué hablamos entonces, de Peña y su crimen no perfecto…? Piénselo, pero despacito y no haga corajes, solo actúe.

 

LO MEJOR DE CADA CASA…

Hoy, ya con el triunfo en las manos, muchos consideran que haber designado como candidato a Américo Villarreal, hijo del ex gobernador del mismo nombre, fue un acierto, pues su prestigio y honestidad habrían trascendido en el hoy senador electo.

Sin duda, como aseguran muchos, final de fotografía, donde 610 mil 315 votos fueron para la fórmula ganadora, mientras que 605 mil 414 para el segundo lugar. Cuatro mil 901 votos. Es decir un 0.30 por ciento en favor para quien encabeza los intereses del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El asunto es que la fórmula encabezada por Ismael García Cabeza de Vaca y María Elena Figueroa Smith fue rebasada por los abanderados de Juntos Haremos Historia de Morena-PES-PT, con Américo Villarreal Anaya y María Guadalupe Covarrubias.

Se entregaron muchas más constancias, entre las que vale la pena comentar, por lo importante que son para las comunidades. Casos como Enrique Rivas en Nuevo Laredo, Mario López en Matamoros, Xico González Victoria, Jesús Nader Tampico, Gerardo Aldape Ballesteros en Valle Hermoso, Servando López en Miguel Alemán, Adrián Oseguera en Madero.

Y sí, claro que no lo puedo evitar, en al menos dos municipios hay felicidad por algunos derrotados. Es el caso de Magda Peraza, en Tampico, cuyo populismo y mito terminó tronado; o hablamos del caso de Chito García, quien en Matamoros realizó la anticampaña, en fin que ya perdió y no digamos nada más hoy de “gárgamel”. (Yo qué, así le pusieron los colegas).

Nostra Política.- Ven lo que les digo, de marzo a junio las empresas pequeñas y medianas recibieron un incremento de alrededor del 35 por ciento en el costo de la energía eléctrica. Ni cómo ganar así.

18 pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @eldebateequis

Comentarios