Se habla sobre cambios en el Gabinete

0
248

Por Fernando Acuña Piñeiro

 

Los resultados adversos en el tema electoral, generan todo tipo de versiones hacia el interior del gobierno cabecista: por un lado, hay quienes hablan de que los funcionarios de la llamada línea dura que llegaron al sexenio, asumiendo conductas autoritarias y excluyentes, han sido derrotados por el voto ciudadano.

Sin embargo, para otros, hay entre ellos quienes todavía aconsejan una estrategia de choque contra el obradorismo.

¿Cuál de las dos posturas prevalecerá durante los próximos años? ¿Aquellos que recomiendan mayor prudencia, y crear las condiciones para una cultura político- administrativa más incluyente? ¿O bien seguirán de frente, enarbolando el supremacismo de un grupo divorciado del diálogo y la conciliación?

Por lo pronto donde más se generan expectativas, es entre los grupos del pequeño y mediano comercio del centro del estado. En estos sectores sus representantes confían en que las cosas pueden cambiar para bien, y que, en adelante haya una derrama de beneficios en la adquisición de bienes y servicios.

Mientras tanto, hasta ayer, circulaban versiones en el sentido de que el alto mando panista en el estado ya estaría preparando algunos cambios urgentes en el gabinete ante el poco trabajo de algunos de sus altos colaboradores.

Anote usted: entre las dependencias que resentirían con mayor rigor, la tijera de palacio serían la Secretaría de Salud que actualmente preside la chiapaneca Gloria de Jesús Molina, una mujer que no ha dado los resultados esperados, ni hacia el interior ni mucho menos ante la sociedad. Se habla de que podría llegar en su lugar alguien que sí sea originario de Tamaulipas.

Es hora que los principales hospitales públicos del estado se encuentran sin el abasto de medicamentos, especialmente en el tema de los pacientes diabéticos y los hipertensos.

Pero no solo eso pues hacia el interior de la dependencia la titular de Salud sigue tratando con la punta del pie a los miles de empleados, lo cual, se dice fue una de las causas de que actualmente reine el descontento y de que la capital no haya producido los suficientes votos a favor del proyecto de la senaduría.

Otra de las áreas, donde podría estarse cocinando una renuncia del más alto nivel, es en la Secretaría de Educación, donde su secretario Escobr, se durmió en sus laureles y no logró evitar que miles de maestros sufragaran en contra del cabecismo en Tamaulipas.

Como ya se había advertido con anterioridad, Héctor Escobar carece de formación política, y es hora que no ha logrado conjurar los retos que implican tener que lidiar con un poderoso sector magisterial en la entidad. Empezando por el tema de los pagos retrasados, cuyas irregularidades, es hora que siguen sin resolverse.

 

ZORRILLA UN MAL PERDEDOR

El ex alcalde de Ciudad Madero, Andrés Zorrilla, resulta que ha resultado un pésimo perdedor del poder, y no se resigna a quedar fuera del presupuesto.

Aunque, ante un afán que raya en lo patológico, deberíamos preguntarnos: ¿tendrá miedo Zorrilla a que la nueva administración morenista de Adrián Oseguera Kernión le escarbe el mar de irregularidades, de cochupos y de desvíos administrativos que se cometieron durante su reciente gestión al frente de la comuna maderense?

El pasado fin de semana Zorrilla acudió a una rueda de prensa del PAN estatal, en la cual anunciaron que impugnarán los resultados de los comicios en la urbe petrolera y turística. Sin embargo, a decir de los especialistas en el tema es muy difícil, casi imposible, que los azules zorrillistas puedan ganar en los tribunales, lo que no supieron ganar en las urnas.

Será el TRIETAM quien en un término de diez días emitirá su veredicto, que ya se vaticina como favorable a Oseguera. A la postre, significará una derrota en la espalda de Andrés Zorrilla, de los muchos tropiezos que ya ha sufrido anteriormente, y que culminaron con su derrota a manos de los ciudadanos ansiosos por lograr el cambio.

Es muy sospechoso que inmediatamente después del triunfo de Oseguera los zorrillistas no hayan dicho ni pío, y se hayan tragado su derrota. Es todavía más sorprendente que ante la formal entrega de la Constancia de Mayoría, realizada por la autoridad electoral estatal al legítimo ganador de la justa electoral, los zorrillistas hayan permanecido en silencio.

Sin embargo, es muy probable que después de que MORENA decidió denunciar y corregirle la plana a las autoridades en el tema de las senadurías, los del PAN decidieron impugnar el tema maderense.

Para algunos, por ahí podría ir la reacción azul, pero se sabe que los resultados en Madero seguirán siendo inalterables, en congruencia con el respeto a la voluntad popular, expresada por los ciudadanos en las urnas.

Se sabe que Zorrilla ya no quiere queso sino salir de la ratonera. Pero los del Comité estatal panista lo metieron de nuevo a un pleito, destinado a ser bateado por los tribunales encargados de la materia.

En fin, que los maderenses han hecho suya una frase en rima relacionada con las peripecias del personaje azul:

“Zorrilla se aferra a la silla, como una verdadera ladilla”.

Comentarios