Catón

0
15

Catón

 

“¿Cómo es posible que tengas dos mujeres, una aquí y otra a diez kilómetros de aquí?”. Esa pregunta le hizo con severidad el padre Arsilio a uno de sus feligreses. Explicó el tipo: “Es que tengo bicicleta”… Don Algón le pidió a su secretaria: “Mañana no vengas, Rosibel. Tendré mucho trabajo”… El juez leyó el expediente del reo:

Comentarios