ROMA (AP) – El ministro del Interior italiano comparó el miércoles a unos 60 migrantes rescatados que se negaban a regresar a Libia con secuestradores.

Matteo Salvini dijo a la prensa que los migrantes, que presuntamente amenazaron a la tripulación de un remolcador que los rescató en el Mediterráneo frente a Libia, eran “criminales (…), no refugiados, que secuestraron un barco con violencia”.

“Pasarán un tiempo en la casilla y serán transportados de regreso a sus países”, añadida.

Los migrantes fueron trasladados a un buque guardacostas italiano desde el remolcador, que estaba en la zona asistiendo a una plataforma petrolera. El guardacostas se dirige al miércoles hacia un puerto siciliano.

Salvini, dirigente del partido inmigrante Liga, está resuelto a impedir que la mayoría de los migrantes rescatados lleguen a Italia.

Comentarios