Redacción El Diario

El exoplaneta Ross 128b, el cual se encuentra a solo 11 años luz de la Tierra, podría ser un mundo rocoso y con clima templado, lo que podría convertirlo en un probable planeta capaz de albergar vida, según un estudio realizado por Space.com.

“Aunque Ross 128b no es gemelo de la Tierra, y todavía hay mucho que desconocemos sobre su actividad potencial geológica, hay pruebas de que podría ser un planeta templado con agua líquida en su superficie”, comentó el autor del estudio, Diogo Souto.

Las investigaciones de comienzo indican que Ross 128b tiene una masa mínima de apenas 1,35 veces que la de nuestro planeta, lo que daría la posibilidad de que al igual que el nuestro, sea un planeta rocoso.

La orbita de Ross 128b gira entorno a una estrella enana roja mucho más pequeña que nuestro Sol, no obstante, se pudo realizar una edición de la luz casi infrarroja para conocer su oxígeno, carbono, potasio, calcio, aluminio, magnesio, titanio y hierro.

Comentarios