Redacción El Diario

Beijing, China. – En plena luz del día y sin que nadie se diera cuenta, un hombre utilizo una bolsa de dulces para llamar la atención de una niña y llevársela en su moto.

Las imágenes fueron tomadas en una calle de Ganzhou, China por una cámara de vigilancia, en donde los primeros reportes indicaban que el hombre se trataba de un traficante de personas, el cual se acercó a la menor con bolsa de dulces y botanas.

El padre de la niña comentó que después, el hombre caminó con la niña hacía otra calle, y a pesar de que la niña se miraba reacia con el acercamiento, terminó por convencerla y llevársela.

Tras saber del secuestro la policía comenzó una búsqueda que tardó 18 horas hasta que dieron con el sujeto. Al interrogar al hombre comentó que no quería la niña para venderla, sino para que fuera su hija. Al momento las investigaciones siguen su rumbo.

Comentarios