Las decisiones de AMLO

0
30

Melitón Guevara Castillo.-

Poco a poco se van conociendo las decisiones de AMLO, que no son aun presidenciales, pero que tendrán efectos de esa naturaleza al momento que tome posesión y que las convierta en realidad. Decisiones que, a la postre, van a tener incidencia en la vida nacional y, por lo tanto, en la vida de cada uno de nosotros. Por ejemplo, eso de la descentralización de la Administración Pública que, aunque afirma, no afectará a los trabajadores, como sus decisiones políticas.

La cuestión es muy simple: quien gobierna, cada vez que toma una decisión, tiene un impacto en la vida de los ciudadanos o la población que está en su área de influencia. Y, en este caso, las de AMLO serán a nivel nacional. Va dibujando, poco a poco, lo que serán sus primeras acciones: obvio, la primera, es la designación de su gabinete que, en lo práctico, ya está designado.

 

VIRREYES ESTATALES

Por siempre, las dependencias de la Administración Publica Federal han estado en el centro. Es una centralización territorial; lo que implicó, por muchos años, un grave trastorno para miles y miles de ciudadanos que tenían que hacer sus trámites en el centro del país. Por eso, de manera gradual, algunas dependencias fueron creando delegaciones en cada entidad: como una forma de acercar los trámites a los ciudadanos, a los afectados. Hoy, todo hace indicar, que eso va a desaparecer.

Ya anunció AMLO que las delegaciones van a desaparecer. Y en su lugar va a crear Coordinaciones Regionales que, imagino, van a aglutinar los trámites de todas las secretarías. Por eso, ya se explica, que serán especies de virreyes estatales. Y para el caso de Tamaulipas, ya anunció, que tal responsabilidad será para José Ramón Gómez Leal, mejor conocido como el JR, el cuñado del gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca… pura familia.

 

ELIMINAR SUBSECRETARÍAS

Uno de los graves problemas de la administración pública es la proliferación de puestos, que conlleva el incremento de la burocracia. Por un lado se ve, se nota, la firme intención de reducir el tamaño de la burocracia federal. Creo, sin embargo, que el enfoque esta erróneo. En la administración uno de los puntos principales es el tramo de control: hasta donde, un jefe, tiene capacidad o puede controlar todas las acciones que tiene que realizar el área a su mando.

Propone eliminar subsecretarías. Es una acción válida: sin embargo, creo yo, que uno de los grandes problemas que se suscitan son la duplicidad de funciones; esas son las que tiene que combatir; aunado a eso, eliminar trámites burocráticos que, concebidos como efecto de controlar, solo demandan personal y personal, pero que no logran, así, eliminar el burocratismo y, en algunos casos, la corrupción. Se puede adelgazar la nómina eliminando asesores, coordinadores y responsables de área cuyas tareas no sean justificables.

 

MÁS DECISIONES….

Hasta el momento AMLO ha dado a conocer 12 decisiones que van a configurar, de entrada, el inicio de su gobierno. Por un lado, ya se supo que Ricardo Monreal será el coordinador de los senadores y será ahí, uno de los centros de impulso a sus reformas, toda vez que algunas tocarán reformas a la Constitución. Como es el caso de eliminar todo tipo de fueros, para que el propio Presidente de la República pueda ser juzgado en caso de corrupción.

Otra de las decisiones es revertir la reforma educativa. Ahí sí, hay que ver hasta dónde se va a llegar. Ya sabemos que Esteban Moctezuma será el Secretario de Educación y él ha dicho que las evaluaciones a los maestros continuarán, será, entonces, cuestión de ver qué es lo que quieren revertir: ¿regresará la herencia de plazas? ¿La venta de las mismas? Y es que, siempre, se dijo, que la reforma tenía como fin quitar a los maestros el control administrativo y político de la educación.

 

CUMPLIR PROMESAS

Una de las cuestiones de la campaña son las promesas. Y, de siempre, los candidatos prometen y prometen. En este caso AMLO hizo promesas y ya se supo que en el proyecto de presupuesto para el año 2019 no aparecerá el rubro de las pensiones para los ex presidentes. Así, cumplirá otra de sus promesas: quitar pensiones a Fox y a Calderón que, a decir verdad, pueden merecerlas, pero no en el grado y magnitud de como las reciben. Ya, por ejemplo, Felipe Calderón externó su preocupación si le quitan a sus guaruras: que peligra, dice, su seguridad. En fin, en principio, dan buena impresión las decisiones que ya va delineando el Presidente triunfador.

Comentarios