Brutal impacto

0
70

La combinación del alcohol y el exceso de velocidad por poco y termina en tragedia, luego de que un conductor perdiera el control de su automóvil y se estrellara de lado contra un enorme árbol el cual derribo en su totalidad dejando además seriamente herida a su esposa.

Los hechos ocurrieron sobre el bulevar Fidel Velázquez con calle Francisco de P. Arreola, en esta Ciudad.

Hasta ese lugar arribaron paramédicos de la Cruz Roja a bordo de la unidad 306 para darle los primeros auxilios a una mujer la cual fue identificada con el nombre de Sarahí “N”.

La mujer quedó en el interior de un automóvil Chevrolet Cavalier por lo que tuvo que ser rescatada por paramédicos y posteriormente trasladada a un nosocomio quedando bajo observación médica.

En el mismo lugar fue valorado Juan Daniel “N” quien resultó con golpes en varias partes del cuerpo los cuales afortunadamente no fueron de gravedad.

Sin embargo agentes de Tránsito Local tuvieron que trasladarlo a la Delegación, ya que se encontraba en completo estado de ebriedad, incluso se había quedado dormido en el camellón central.

Las autoridades que tomaron conocimiento informaron que el conductor manejaba el automóvil Cavalier en sentido de poniente a oriente al parecer exceso de velocidad y a llegar al cruce del Bulevar con Francisco de P. Arreola pierde el control del volante y se estrella de manera lateral contra un enorme árbol el cual derribó en su totalidad.

Tras el impacto el carro quedó completamente destrozado quedando mal herida en el interior su esposa Sarahí.

Automovilistas que se percataron del encontronazo inmediatamente marcaron el número de emergencia 911 para solicitar la pronta intervención de los cuerpos de auxilio.

El lugar se inundó de autoridades y paramédicos quienes después de realizar las maniobras trasladaron a la mujer al nosocomio.

El perito señaló que el accidente es producto de la combinación entre la velocidad y el alcohol.

En el lugar fue necesaria la presencia de una grúa particular para remover el vehículo y trasladarlo al corralón.

 

Comentarios