Algo queda de las reflexiones

0
27

Tito Reséndez Treviño.-

1°- LOS MATRIMONIOS.- Bueno no soy consejero matrimonial, pero algo servirán algunas de estas ideas que recogí y que no están de más reflexionarlas. Algo quedará,

Mucho se habla del matrimonio y por todos lados abundan las guías y los consejos para sobrellevarlo, mejorarlo y encontrar la felicidad que supuestamente trae jurarse amor eterno.

Y sobran, porque es no solo una institución, sino también una de las empresas más difíciles de sacar adelante, en la que intervienen muchísimos factores como una gran sinfonía que entre dos hay que aprender a tocar.

Un buen matrimonio no ocurre cuando la pareja perfecta se une…Ocurre cuando una pareja imperfecta aprende a disfrutar de sus diferencias.

Un matrimonio feliz, es la unión de dos buenos perdonadores.

La diferencia entre un matrimonio ordinario y un matrimonio extraordinario está en aportar ese pequeño “extra” cada día, hasta que la muerte los separe.

El matrimonio es como una casa, cuando un foco se funde, no compras una casa nueva, compras un foco nuevo,

Matrimonio: Si quieres que algo dure para siempre, lo tratas de manera diferente. Lo escudas para protegerlo. No abusas de ello. No lo dejas expuesto a los elementos. No lo tomas por algo común u ordinario. Si alguna vez se ensucia, lo pules con amor hasta que vuelva a brillar de nuevo. Se hace especial porque tú lo has hecho especial, y se vuelve más perfecto y precioso con el tiempo. Burton Howard

El matrimonio, es tratar de solucionar entre los dos, problemas que nunca hubieran surgido al estar solo. Hay maridos tan injustos que exigen de sus mujeres una fidelidad que ellos mismos violan, se parecen a los generales que huyen cobardemente del enemigo, quienes sin embargo, quieren que sus soldados sostengan el puesto con valor.- Plutarco

2°- LA PARTE BRUSCA DEL MATRIMONIO.- VA DE CUENTO.- Nueve mujeres fueron a un retiro espiritual para mejorar las relaciones de pareja con sus respectivos esposos.

El párroco les preguntó: ¿Cuántas de ustedes aman a sus maridos?

Todas las mujeres levantaron la mano. Luego se les preguntó:

¿Y cuando fue la última vez que les dijeron a sus maridos que los amaban?

Unas respondieron hoy, otras ayer y algunas ni recordaban. Entonces se les pidió que tomaran sus celulares y enviaran el siguiente mensaje a sus maridos:

“Mi amor, te quiero mucho y valoro todo lo que haces por mi y nuestra hermosa familia. Te amo”.

Luego se les pidió que leyeran las respuestas de sus cónyuges en voz alta. Estas fueron las respuestas:

A.-¿Qué mosca te pico? ¿Estás bien? B.- Oye vieja, no me digas que chocaste otra vez. C.- No entiendo qué demonios me quieres decir con eso D.-¿ Y ahora qué hiciste? No te voy a perdonar esta vez. E.- ¿Qué pasó? ¿Estas drogada o qué?

F.- Ya no molestes, dime cuánto necesitas y ya. G.-Estoy soñando o este mensaje es para el vecino.

H.- Si no me dices para quién fregados es este mensaje, te las vas a ver negras conmigo

Y la mejor de todas:

I.- ¿Quién eres? Es que no tengo este número registrado, pero me gustaría conocerte. Envíame una foto.

Ni que decir, todas las parejas pasan por distintas etapas, estas nueve son algunas de ellas.

Un feliz fin de semana, acompañado de su apreciable familia

Comentarios