Puntería Dorada

0
105

Rubén Jasso.-

Su nombre se repitió una y otra vez en las crónicas de muchos medios deportivos el lunes 23 de julio y al día siguiente, y no era para menos, pues había logrado la medalla de oro para México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 en Barranquilla, Colombia.

Nacido en Ciudad Victoria y radicado desde hace varios años en Saltillo, Coahuila, Edson Ismael Ramírez Ramos, volvió a demostrar que los éxitos no son obra de la casualidad, sino del trabajo intenso donde los sacrificios están a la orden del día, pero una vez en el podio, se da cuenta que todo el esfuerzo ha valido la pena.

En la justa Centroamericana y del Caribe, Edson Ramírez se quedó con la presea dorada al ubicarse en la primera posición en la especialidad de tiro de diez metros en rifle de aire, consiguiendo 243.5 puntos.

Además, superó al cubano Reynier Estopiñan, quien en la edición del 2014 había logrado 197.3 puntos y “sonaba” para llevarse el primer puesto en este 2018, pero el isleño se ubicó finalmente en el segundo peldaño y obtuvo la presea de plata.

El éxito del tamaulipeco se multiplicaría en la misma jornada cuando ganó otro oro también en tiro de diez metros en rifle de aire pero en la modalidad de equipo, uniendo fuerzas con Luis Morales y José Luis Sánchez para volver a poner en alto a la delegación mexicana.

Al respecto, el joven deportista nacido en Victoria nos da sus impresiones de sus más recientes logros y habla del camino que le falta por recorrer al menos en el presente año, pues tiene una importante cita en Argentina durante el mes de octubre.

Sobre sus sentimientos al obtener la medalla de oro en Colombia, Edson no oculta su alegría, “Me sentí feliz por haber ganado y por saber que el sacrificio que hice valió la pena”, responde aun con la emoción a flor de piel, aunque en medio de su felicidad también es autocrítico.

“La competencia la disfrute, sin embargo cometí errores que hay que seguir entrenando”, reconoce.

En cuanto a su labor junto a Luis Morales y José Luis Sánchez para ganar también la presea áurea, con humildad da un gran mérito a sus compañeros, pues hace énfasis que fue el esfuerzo de los tres para lograr el objetivo de subir a lo más alto del podio.

 

EL CAMINO

Con 18 años de edad y toda una vida por delante, Edson Ramírez nos habla también de sus inicios en esta disciplina, en la cual comenzó a labrar su camino a la edad de cinco años, cuando acudió un día, de la mano de su papá, a las instalaciones de tiro en la Unidad Deportiva Siglo XXI.

“El gusto por el tiro se lo fui tomando conforme lo seguí practicando, sin embargo mi papá fue quien me llevó a que me probara en la cancha de tiro que se ubica en el Planetario”, recuerda.

Su primera participación en la Olimpiada Nacional representando a Tamaulipas sería en el año 2013, repitiendo en 2015 y 2016, teniendo como entrenador a Gerges Chiprut, aunque por diversas razones, partió de su tierra natal para establecerse en otro estado.

“Solicité mi baja al estado de Tamaulipas para irme a radicar a Coahuila y prepararme con mi actual entrenador Blas Ruiz, quien tiene mucha experiencia en el desarrollo de atletas de alto rendimiento”, sostiene.

Y añade: “El ha llevado competidoras a los Juegos Olímpicos en Londres 2012 y Río 2016, además de tener mucha experiencia en Campeonatos Mundiales, Juegos Centroamericanos y Juegos Panamericanos y Olímpicos”.

Con mucho orgullo, Edson Ramírez apunta que de la mano de Blas Ruiz, el año pasado logró colocarse como el número cuatro de México, situación que le permitió integrar la preselección nacional y para diciembre ya era el número uno en la categoría juvenil, obteniendo el derecho de disputar un lugar para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 en Argentina.

Su tesón y disciplina le permitieron “rankearse” como el número uno ya en la categoría Mayor en enero del presente año, ganando el pase a la Copa Mundial de Guadalajara, donde gracias a su desempeño fue catalogado como el mejor mexicano en rifle de aire y además se integró a la selección mayor con la cual asistió a la justa en Colombia.

 

JOVEN DE RÉCORDS

Previo a su participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 en Barranquilla, Edson reitera que asistió a la Copa del Mundo en la perla tapatía, donde impuso un récord nacional con 623.0 puntos, marca que tenía al menos dos años que no había sido superada.

También asistió al evento clasificatorio en Fort Benning, Estados Unidos, en busca de una plaza a los Juegos Olímpicos de la Juventud, obteniendo la medalla de oro y el boleto que buscaba a Buenos Aires.

Dos meses después del gran desempeño mostrado en Guadalajara, el joven deportista comenta que participó en la Copa del Mundo en Múnich, Alemania, donde obtuvo una puntuación de 623.7, enfocándose después en el Campeonato Nacional Juvenil 2018, en donde ganó el oro y de nueva cuenta impuso un récord juvenil.

 

COMPROMETIDO

Y así como el aspecto deportivo ocupa gran parte de su vida y de su tiempo, Edson Ramírez sabe que la parte educativa no puede quedarse de lado, poniendo todo de su parte para continuar con sus estudios.

“Actualmente estoy cursando la preparatoria en línea ya que cuando decidí entrar de lleno al alto rendimiento sabía que tenía que viajar muchísimo y mi familia yo buscamos la mejor forma de continuar con mis estudios, (pues) es muy importante la educación”, señala.

Mientras tanto, en su faceta como tirador deportivo, reitera que viene para él una intensa preparación con la finalidad de llegar en un alto nivel a los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, Argentina, que se realizarán del seis al 18 de octubre del presente año.

Por último, menciona y da un gran mérito a quienes siempre están cerca de él de una u otra manera y a quienes les dedica todos sus éxitos.

“Estos triunfos van dedicados a todo mi equipo de trabajo, mis papás, mis entrenadores, mis hermanas, mis preparadores físicos y mi sicóloga”, concluye.

 

Comentarios